Carlos Fabra
El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra. EP

El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, fue operado de un trasplante de hígado en pasado 22 de abril en el Hospital 12 de Octubre. La intervención fue realizada por el cirujano Enrique Moreno, premio Príncipe de Asturias, que trabaja, a pesar estar jubilado, en el departamento de cirugía del aparato digestivo de este hospital.

La intervención se hizo en el hospital público madrileño 12 de Octubre, aunque por lógica debería haber sido en el Hospital La Fe de Valencia, que es el centro de referencia de trasplantes de la Comunitat Valenciana y el más cercano para este tipo operaciones a Castellón, el lugar habitual de residencia de Carlos Fabra.

En el Hospital La Fe de Valencia "no consta" que el presidente de la Diputación de Castellón tramitara la realización del trasplante. Hay ocasiones en las que un hospital puede denegar hacer un trasplante por contraindicaciones médicas; en este caso el paciente sí puede pedir segunda opinión y consulta en otro hospital que no sea el de su comunidad. En función de la gravedad del paciente también hay circunstancias en la que se pueden realizar este tipo de intervenciones de urgencia en cualquier sitio de España.

Carlos Fabra es el suegro del ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid Juan José GüemesNo sería este el caso porque Carlos Fabra barajaba con anterioridad que iba a realizarse el trasplante, ya que el 17 de marzo delegó de sus funciones en el vicepresidente primero de la Diputación, Francisco Martínez.

Justo al día siguiente de esta renuncia, el yerno de Fabra, Juan José Güemes, presentaba su dimisión "irrevocable" de su cargo como consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Güemes aseguró que la decisión de este cese, que sorprendió a todo el mundo, era por motivos "personales y profesionales".

Carlos Fabra fue intervenido por el prestigioso cirujano Enrique Moreno, que trabaja como personal emérito en el 12 de Octubre gracias a un decreto aprobado por la Comunidad de Madrid en 10 de septiembre de 2009, cuando Güemes era consejero de Sanidad.

Este decreto permite que, "de manera excepcional" el personal sanitario jubilado pueda seguir trabajando en "actividades de consultoría, asesoría o análisis de proyectos". Solo cabe la posibilidad de que, previo consentimiento del paciente, el doctor emérito pueda realizar "actividades de carácter asistencial" siempre que estas tengan como finalidad la enseñanza de conocimientos. Esto es, si puntualmente un enfermo pide ser operado el médico emérito puede realizar la intervención siempre y cuando esta tenga como finalidad la formación práctica o técnica del equipo asistencial.

En la Comunidad de Madrid creen que no hay relación entre el cese de Güemes y la operación de Fabra en un hospital madrileñoEl decreto mediante el cual Enrique Moreno puede seguir impartiendo sus conocimientos en el hospital estipula que "esta dedicación no superará las 720 horas anuales” (cinco meses en el supuesto de que trabajara 7 horas al día, cinco días a la semana). Pero lo cierto es que pasa muchas horas en el hospital y muchas de ellas operando, según nuevatribuna.es. De hecho, en el momento que el que 20minutos.es intentó contactar el doctor para recabar su versión, el cirujano estaba en el quirófano "y no sabemos cuánto va a tardar".

Su presencia en el hospital es tan habitual que incluso comparte secretaria con el doctor Hidalgo, el jefe del departamento C de servicio de cirugía del aparato digestivo del 12 de Octubre.

Juan Jose Güemes, que actualmente es presidente del Centro Internacional de Gestión Emprendedora de IE Business School, no ha querido realizar ninguna valoración a 20minutos.es sobre el trasplante de su suegro porque es un tema "personal e íntimo" y por expreso deseo de la familia prefieren no hacer ningún tipo de comentario.

Fuentes oficiales de la Comunidad de Madrid han explicado a 20minutos.es que la dimisión de Güemes de su cargo en fechas tan cercanas a la operación de su suegro "no están relacionadas".