Todos formarán parte del Observatorio de la Automoción, un foro de análisis y debate en el que tratarán de llevar a cabo acciones conjuntas para favorecer el desarrollo de este sector en Castilla y León, ahora que pasa por horas bajas.

Ésta es una de las medidas anunciadas por la Consejería de Economía para tratar de solucionar la crisis de este sector, agudizada en el caso de Renault, pero que también toca a otros dos fabricantes (Nissan e Iveco) y otros 160 proveedores.

El consejero de Economía, Tomás Villanueva, se reunió ayer con los sindicatos UGT y CC OO para analizar la situación y valorar la manifestación del sábado.

En el Ayuntamiento, por su parte, todos los partidos aprobaron una propuesta de apoyo a Renault  y petición a la empresa de que tome las medidas necesarias para garantizar su futuro en la ciudad sin mermar las condiciones laborales de los más de 6.000 empleados.