La Junta y la Universidad de Córdoba tienen desde 1991 un programa que consiste en poner en contacto a estudiantes que buscan alojamiento en la ciudad y personas mayores que ofrecen la posibilidad de acogerlos en su domicilio.

Los estudiantes tienen la obligación de ayudar a las personas mayores en las tareas domésticas y de mantenimiento y pagar su parte correspondiente en los recibos de la luz y el agua. Los mayores, por su parte, deben facilitar una habitación independiente al universitario y cederle los electrodomésticos cuando los necesite. Además, éstos reciben una contraprestación económica que puede ir de 30 a 90 euros y un seguro para la vivienda.

El curso pasado, 32 personas (16 experiencias de convivencia) participaron de este programa, en el que la Junta invirtió más de 22.000 euros. El perfil del mayor suele ser el de una mujer viuda, entre 70 y 80 años y con ingresos que no superan los 400 euros al mes. Los universitarios son la mayoría chicas (56%) y de la provincia (33%). Tiene bastante aceptación entre estudiantes extranjeros.

Cómo participar

Delegación para la Igualdad y Bienestar Social (957 005 633) y Oficina de Información al Estudiante de la UCO  (957 218 200).