La acera, como una gincana
. Víctor Bueno
Y es que a la estrechez de la acera de esta vía hay que sumar obstáculos como el que aparece en esta fotografía, con una arqueta rota dispuesta a tragarse al primer pie descuidado que se le ponga a tiro.