Un niño de trece años murió este miércoles por la noche en la localidad de Almoines (Valencia) al caerle encima un muro de una pista de pelota valenciana abandonada, informó el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat. El viento no era significativo en el momento del derrumbe

El suceso ocurrió sobre las 20.30 horas, cuando el menor jugaba en esta pista abandonada y una de sus paredes se desplomó sobre él.

Los niños que estaban con él avisaron a un adulto, quien llamó al teléfono de emergencias.

El viento no era significativo en esta localidad en el momento del derrumbe, que podría deberse al deteriorado estado del muro, según las fuentes.

Consulta aquí más noticias de Valencia.