Revilla y Duque reivindican el "ejemplo" de Velarde y abogan por transmitir sus valores a generaciones futuras

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el alcalde de Camargo, Ángel Duque, ensalzaron hoy los valores de "deber, honor y sacrificio" del capitán Pedro Velarde y reivindicaron su figura como "ejemplo" y modelo de unos valores que creen necesario recordar y transmitir a las generaciones futuras.

La casa natal del capitán acogió hoy, un año más, los actos de homenaje y recuerdo a este camargués, al cumplirse 202 años de su muerte en los levantamientos del Dos de Mayo en Madrid.

En su intervención, Revilla se refirió a Velarde como "uno de los grandes de Cantabria" y resaltó tres valores del militar: "deber, honor y sacrificio".

Reconoció que son valores que quizá a algunos, sobre todo a los más jóvenes, "no les dicen nada", máxime en una sociedad como la actual, "materialista", en la que "pululan los especuladores y los valores tradicionales se diluyen". Pero subrayó la importancia de recuperar esos valores "en desuso" y la "obligación" de transmitirlos a las generaciones futuras.

Revilla incidió también en la necesidad de "rememorar la historia" y "honrar y recordar" a aquellas personas que, "gracias a su sacrificio", hicieron posible que hoy se pueda ir construyendo día a día "un país mejor".

A su juicio, las próximas generaciones deben saber que "hubo un cántabro gracias al cual, probablemente hoy nos podamos llamar España y seamos una patria a la que la mayoría de los españoles adoramos".

Un gesto de gran trascendencia

El alcalde de Camargo coincidió con Revilla en algunas de esas reflexiones y resumió la trayectoria de Velarde en tres ideas: "corta vida, gran obra y gran ejemplo".

Así, recordó cómo aquel 2 de mayo de 1808, en un momento en el que España "corría grave riesgo" de ser invadida por las tropas napoleónicas, Pedro Velarde y Luis Daoíz "se pusieron decididamente de parte del pueblo para defenderle y evitar la masacre que se estaba cometiendo en Madrid".

Según Duque, fue un "gesto que, de alguna manera, define claramente cuál debe ser la postura del militar frente al pueblo que le sostiene y le da vida"; y aunque parezca un hecho "sin mayor trascendencia", sí que la tuvo, porque todo el país sintió entonces "esa sensación de rebeldía frente a la invasión".

Los actos conmemorativos de la muerte de Pedro Velarde se han celebrado en los jardines de la casa natal del militar, sede del Museo Etnográfico de Cantabria. La misa de campaña fue oficiada por José Olaiz, vicario de la Diócesis, y contó con la participación de la Banda Municipal de Música de Santander y la presencia de una Escuadra de Gastadores de la Academia de Artillería de Segovia.

Posteriormente, se realizó la tradicional ofrenda floral al héroe de la Guerra de la Independencia, depositando en el monolito conmemorativo de la Casa-Museo Velarde dos coronas de laurel. Por último, tras las intervenciones de Duque y Revilla, se cerró el acto con una actuación del Coro Ronda Valle de Camargo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento