Feijóo asegura que no cambió de número de móvil desde que es presidente y que lucha por "huir del síndrome de Monte Pío"

Aspira a que los gallegos lleguen a 2013 "en mejor situación" que en 2009 y recuerda dos llamadas del 1-M, la de Génova y la de su padre
ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO
ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO
XUNTA

El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, asegura que no ha cambiado el número de su teléfono móvil desde que tomó la riendas del Gobierno gallego tras ganar las autonómicas de 2009, admite que lucha por "huir del síndrome de Monte Pío" y que echa de menos "la intimidad", así como vivir "en una ciudad con mar".

Son las impresiones que recoge una entrevista de carácter personal publicada hoy en la web del PPdeG, donde el líder 'popular' realizó un repaso de su mandato al frente de la Xunta durante un año y de su anterior etapa como líder de la oposición y candidato a la Xunta.

Así, Núñez Feijóo aseguró en el portal de los 'populares' que los cambios que llevó a su vida asumir la Presidencia de Galicia le hacen extrañar "la intimidad y libertad" de los ciudadanos anónimos. "Ahora son las fuerzas de seguridad las que mandan, así que ya no puedo conducir o salir a pasear solo", ejemplificó.

Con todo, dijo asumir este "sacrificio" con "vocación y compromiso", antes de destacar que lo más reconfortante de la actual etapa es el "contacto" con la gente que antes no le conocía y que ahora, explicó, le "saluda" para transmitirle "sus inquietudes".

Sobre el síndrome de Monte Pío, reiteró que pretende no caer en el error de "estar ausente de la realidad" y pensar que Galicia es "como él la ve y no como es". Por eso, explicó que le gusta "mucho más" trabajar en las dependencias ordinarias de San Caetano o "en la calle con gente" que en la residencia oficial.

En la línea, insistió en que conserva el número de teléfono móvil que tenía en la oposición. "Prefiero que lo tenga mucha gente a ser inaccesible", alegó.

Recuerdos de las autonómicas

Al rememorar los momentos vividos durante las elecciones autonómicas de 2009, el líder del PPdeG reconoció percibir que era posible llegar a la Xunta puesto que, incidió, a medida que se iba "reuniendo con gente" sus expectativas "crecían".

En cuanto a la noche electoral del 1 de marzo, el presidente hizo alusión a dos llamadas telefónicas. La primera procedía de la sede del PP en Génova y le confirmó el resultado, que prefirió no transmitir "por prudencia" hasta conocer los datos definitivos.

La segunda llamada telefónica se produjo cuando su victoria ya estaba confirmada y Feijóo le dio la buena noticia a su padre, que le respondió con otra: "que había ganado el Deportivo de La Coruña.

"galicia global"

En su intervención, Feijóo aseguró que aspira a que los gallegos lleguen a 2013 en una situación "mejor" y con "más posibilidades" que en 2009. De hecho, subrayó que le gustaría ser recordado como parte del Gobierno que empezó la construcción "de una Galicia global, con siete ciudades solidarias que colaboran y no compiten".

Del mismo modo y en medio de la polémica generada por el 'caso Gürtel', proclamó que se toma "muy en serio" la política y trabajar siendo consciente de que "nadie llega a la política para enriquecerse".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento