Basagoiti dice que aspira a ser lehendakari y que el pacto con el PSE tendrá sentido mientras no se "normalice" Euskadi

Está "absolutamente convencido" del apoyo dado a López porque hacía falta "aplicar más y mejor las instituciones contra el terrorismo"

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, aseguró hoy que aspira a gobernar Euskadi sin entrar en un Gobierno vasco dirigido por Patxi López y que el pacto con los socialistas seguirá teniendo "sentido" mientras nuestra comunidad no logre la "una situación de normalidad".

Además, en declaraciones a Europa Press, se mostró "absolutamente convencido" del apoyo dado al PSE-EE para llegar a Ajuria Enea, puesto que populares "llevan muchos años defendiendo que en Euskadi debe de haber un cambio y que hacía falta aplicar más y mejor las instituciones vascas contra el terrorismo".

Para el presidente de los populares vascos, "lo mejor, sin duda, han sido los avances que ha habido en la lucha contra el terrorismo", de los que puso el ejemplo de la detención de miembros de ETA por parte de la Ertzaintza. Además, destacó que se ha avanzado en dejar a Batasuna "sin financiación pública".

De igual forma, destacó también como un logro el hecho de que "se ha mostrado que podemos defender el entendimiento desde el Parlamento vasco, que se puede acordar con todos los partidos, que no hay que buscar pactos rupturistas".

"El mejor momento es cuando se ve que estas instituciones, las instituciones comunes de los vascos no tienen por qué ser gobernadas por el mismo partido político que ha gobernado durante 30 años y no se hunde el mundo", agregó.

Según el presidente del PP vasco, un Gobierno vasco del PSE-EE apoyado por el PP "sirve para seguir avanzando en el País Vasco" sin que ocurra "ninguna de las apocalipsis anunciadas durante las últimas décadas".

Asimismo, indicó que ha apreciado dos fases en el primer año del Ejecutivo de López, "una primera en la que le costó más entrar en la dinámica de gestión o liderazgo del país", cuestión que consideró "normal" al llegar a un gobierno por vez primera, y otra segunda fase en la que el Ejecutivo "ha tomado más la iniciativa".

Sin embargo, destacó que "lo fundamental es que se cumpla el espíritu de lo que acordamos en su día", en referencia a una apuesta por "la convivencia, por que se potencien los puntos de encuentro, que haya entendimiento entre gentes de distinta ideología y que se vaya a la libertad, a la derrota de las pretensiones políticas de ETA".

"En el marco de ese camino es donde se han producido los avances y eso es lo que da sentido al acuerdo. Podremos discrepar si hacemos San Mamés o no, podremos no estar de acuerdo en una medida del Gobierno, pero aquí lo importante es que todos compartamos un camino para que vivamos con libertad y mejor convivencia", agregó.

Proyectos distintos

Basagoiti también dijo que no desean entrar a formar parte del Ejecutivo autonómico porque tienen "proyectos de gestión distintos" de los socialistas y se trata de una situación diferente a la que se pueda dar en cualquier otra institución.

A su entender, aquí no estamos ante "un reparto de carteras, de sillones o de coches o puestos de trabajo", sino un acuerdo entre partidos de distinta ideología para tratar "conseguir una situación de absoluta normalidad, en la que no haya unos tíos que vayan asesinando" ni "una ruptura ni una crispación total entre los vascos".

Por este motivo, destacó que, "cuando se consiga una situación de normalidad", el pacto entre socialistas y populares dejará de tener "sentido".

Asimismo, dijo que el partido que él preside sí aspira a gobernar en Euskadi, pero no entrando en el Gobierno que dirige López, sino logrando ser "líderes del país en los próximos años". "Y creo que lo podemos conseguir porque los vascos están reconociendo el papel generoso del Partido Popular", agregó.

Basagoiti también defendió que su formación está "absolutamente convencida" de los pasos dados para que López fuera el lehendakari de un Gobierno vasco conformado por los socialistas, puesto que los populares "llevan muchos años defendiendo que en Euskadi debe de haber un cambio y que hacía falta aplicar más y mejor las instituciones vascas contra el terrorismo".

Sobre esta cuestión, recordó que "la crispación y ruptura" que suponía la labor de gobierno de Juan José Ibarretxe "no era nada buena para Euskadi".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento