Durante su intervención en el tradicional acto de celebración del 1 de Mayo en la Ermita de Sant Miquel de Campanet, al que asistieron cerca de 500 militantes del PSM, Barceló incidió en la "crisis de valores democráticos que sufrimos en nuestro país, provocada por los casos de corrupción, sobre todo, durante la pasada legislatura de gobiernos PP-UM" y, por ello, reivindicó la necesidad de una "regeneración democrática y de un revulsivo democrático para recuperar la confianza en la política".

Además, frente al "riesgo de involución política y democrática" que, a su juicio, representaría una alianza PP-UM, y que se prefigura en alianzas en materia territorial para evitar la protección de Son Bosc y la Ley del suelo de UM, Barceló propuso impulsar valores como la "participación ciudadana a través de instrumentos como las consultas populares, la cooperación, el diálogo y la confianza en el poder de la cohesión".

"Debemos vencer a aquellos que quieren disgregar y desunirnos como pueblo", remarcó Barceló, quien también destacó el trabajo de su formación desde las instituciones para lograr un "desarrollo sostenible de nuestro territorio a través de la protección de Son Bosc, la revisión del PTM y la Ley del suelo".

Respecto a la crisis económica, el dirigente nacionalista afirmó que las "cifras récord" del paro "nos deben impulsar a resolver esta situación poniendo las bases para un cambio de modelo territorial y económico, que en nuestro país era demasiado dependiente de la construcción".

Finalmente, Barceló criticó al Gobierno central por estar, en su opinión, "estancado, sin ideas y, además, nos continúa ahogando con la financiación autonómica", al tiempo que aplica "medidas fiscales regresivas y que perjudican nuestros sectores productivos, como la subida del IVA turístico".

Al acto político asistieron, entre otros, los consellers de Medio Ambiente y Movilidad y Comercio, Industria y Energía Gabriel Vicens, y Xisca Vives, respectivamente, así como las dos vicesecretarias generales del PSM, Joana Lluïsa Mascaró y Nanda Ramon; y el senador autonómico, Pere Sampol.