El secretario general del PP, Miquel Ramis, reveló hoy que su formación baraja como "hipótesis de trabajo" que el presidente 'popular', José Ramón Bauzá, sustituya en el Parlament a Josep Juan Cardona si éste decide abandonar su escaño, tal como le ha exigido la dirección del partido, después de que el juez que instruye el caso Scala, Antonio Capó, decretara ayer contra él una fianza civil de 2,9 millones de euros por los posibles daños económicos derivados de su supuesta implicación en los hechos investigados.

En declaraciones a Europa Press, Ramis confirmó que ésta es una opción que "valdrá la pena" que se plantee su partido, en caso de que Cardona adopte la decisión de renunciar a su acta de diputado, algo que, sin embargo, no está dispuesto a hacer, tal y como ya avanzó ayer.

Ante tal situación, el secretario general del PP adelantó que su partido expulsará a Cardona al Grupo Mixto en el Pleno del próximo martes, al considerar que ya no puede formar parte del grupo 'popular' tras las medidas cautelares impuestas contra él.

"El PP tiene un criterio muy claro y muy objetivo, tal como hemos puesto de manifiesto dando a Cardona de baja temporal del PP mientras no se aclare" su imputación en el caso Scala, recalcó Ramis, quien esperó que el diputado 'popular' decida abandonar su escaño, ya que, en caso contrario, "dejará de estar sometido a la disciplina del PP y pasará a estar en el Grupo Mixto".

Así, aseveró que si finalmente, Cardona no quiere someterse a la disciplina del PP, "se habrá apartado él mismo y, por tanto, deberá estar en otro grupo parlamentario".

Por otro lado, Ramis expresó su "extrañeza" por la actitud del presidente del Govern, Francesc Antich, quien esta mañana pidió en Formentera a Bauzá que deje de ser un "eco" y "entre en el Parlament para poner orden en sus filas".

En este sentido, el secretario general de los 'populares' exigió a Antich que se preocupe por los problemas de los "imputados de su partido en Ibiza", en lugar de por los del PP. "Es impropio de un presidente del Ejecutivo balear entrar a valorar los asuntos internos del PP, cuando, además, ya tiene bastante trabajo con la imputación de Xico Tarrés en Ibiza", concluyó Ramis.