La resolución del Ministerio Público se produce después de que la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín denunciara el pasado mes de septiembre que una misma persona estaba pintando muros y puertas del barrio de madrugada con leyendas como 'Fumar mata', que se hacían "cada vez más presentes a lo largo de casi todas las calles", generando "una fuerte degradación y contaminación visual" del Albaicín, tal y como consta en el escrito presentado entonces a la Fiscalía, consultado por Europa Press.

Además, los letreros se iban haciendo "cada vez más obscenos", por lo que el malestar entre los vecinos fue en aumento. Así, ante la iniciativa de algunos de blanquear o limpiar las pintadas de los muros del barrio, el autor de los mismos se dedicó a sumar a sus graffitis una especie de diálogos del tipo 'Fumar mata y cabrea' o 'A mí quién me borra'. Por ello, la Asociación decidió denunciar el caso ante la Policía Nacional y Local, pero, ante la falta de la adopción de medidas, llevó el asunto a la Fiscalía.

El autor de las pintadas ha sido identificado por los propios vecinos, que han sido testigos a lo largo de los últimos meses de cómo el profesor ahora denunciado, vecino del Albaicín, alias 'Narceo Antino', hace sus pintadas alrededor de las 6 de la madrugada, acompañado de un perro grande.

Tras la denuncia del fiscal, la Asociación de Vecinos indicó en un comunicado que confía en que esta resolución favorezca la eliminación de las pintadas en un barrio Patrimonio Mundial, "que provocan tanta degradación en el entorno visual de un barrio de estas características, y que junto a otras medidas (urbanísticas, antiespeculativas, inversoras, patrimoniales, mantenimiento, limpieza, policiales y de vigilancia,...) por parte de las administraciones local y autonómica permita mantener el adecuado nivel de conservación del barrio más emblemático de Granada, para que pueda seguir siendo un barrio habitado y visitado para disfrute de los granadinos y de cuantas personas lo visitan".

Consulta aquí más noticias de Granada.