La lucha contra el paro y la defensa de las pensiones centraron los mensajes que lanzaron hoy los sindicatos UGT y CCOO en Navarra en el 1º de Mayo, jornada que ambas organizaciones celebraron por separado, UGT en Estella y Comisiones en Pamplona. El lema común, 'Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones.

El secretario general de UGT de Navarra, Juan Goyen, manifestó en su intervención en Estella que, ante las cifras del paro registradas, hay que centrar todos los esfuerzos en la lucha contra el desempleo. A su juicio, ante este problema más que una reforma laboral es necesario reactivar la economía, "mantener la iniciativa pública para reforzar el crecimiento económico". Se precisan también, expuso, estímulos fiscales, inversiones públicas y créditos que lleguen a las pymes y a las familias.

Señaló el dirigente sindical que en Navarra hay problemas "muy serios" y añadió que tiene la impresión de que "cuando es más necesario que nunca tener claro el destino y contar con un buen timonel la nave viaja sin rumbo". "No sé si Miguel Sanz y Yolanda Barcina reman en la misma dirección, lo que me parece es que no acompasan el ritmo y que están provocando choques de remos", sostuvo.

Defendió que Navarra necesita del acuerdo al menos entre los dos grandes partidos para afrontar la crisis. "Lo necesita por pura artimética parlamentaria, pero también porque no hay otra forma mejor de hacer frente a problemas como el fuerte incremento del desempleo, la preocupante erosión del tejido productivo en algunas comarcas, etc", dijo.

Señaló que Navarra precisa asimismo de "unidad" de acción política y social, "políticas de choque contra el paro y programas de acción a medio plazo para sentar unas nuevas bases de crecimiento económico sostenible, basado en más conocimiento, más tecnología, más productividad, mayor cualificación de los trabajadores y mejores condiciones laborales".

El dirigente sindical incidió en la necesidad del consenso político y el diálogo social, "no anteponiendo intereses particulares o electorales a las necesidades colectivas".

Aprovechó su intervención Goyen para renovar su compromiso con Alsasua y su comarca y, sobre el anuncio de cierre de Gamesa en esta localidad, dijo que están dispuestos "a hacer lo que haga falta para buscar alternativas, para salvaguardar el empleo en la planta".

Empleo y pensiones

El dirigente ugetista defendió, además del empleo, las pensiones y recordó que el presidente Rodríguez Zapatero se comprometió hace seis meses en Pamplona y salir de la crisis sin recortar los derechos sociales y de los trabajadores. Sin embargo, señaló que "frente a la feroz presión de la derecha económica, financiera, política y mediática al Gobierno le empiezan a temblar las piernas, precisamente cuando necesitamos un Gobierno socialista más firme que nunca".

Señaló Goyen que durante los seis años de Zapatero al frente del Gobierno, los trabajadores y organizaciones sindicales han estado "junto" al Ejecutivo. Y añadió que "depende de la actitud del Gobierno" que perdure esta "alianza implícita" entre el Gobierno y las organizaciones sindicales.

Juan Goyen señaló que empiezan a "dudar" de que el Ejecutivo sea capaz de mantener el compromiso adquirido con los trabajadores "frente a la enorme presión de los poderes económicos". "La mejor prueba de ello es la pretendida reforma del sistema público de pensiones", afirmó, para opinar que el Ejecutivo cometió un "grave error estratégico" introduciendo un debate que no tocaba y "haciéndolo con torpeza".

El dirigente sindical señaló que no hay riesgo de quiebra del sistema público de pensiones y añadió que retrasar la edad de jubilación, "por imperativo categórico y sin matices", es "simplemente endurecer las condiciones de acceso a una pensión". Abogó por realizar en este ámbito "reformas sensatas, justificadas y que cuenten con amplio consenso".

En pamplona

Por su parte, el secretario general de CCOO de Navarra, José María Molinero, reivindicó en su discurso en Pamplona medidas políticas para acabar con la "sangría" del desempleo y activar la economía. Pidió, además, que avancen las mesas de diálogo social y que los empresarios se comprometan más.

Consideró necesario un cambio del modelo productivo porque es "lo que ha generado en gran medida la crisis en este país", pero señaló que "no hay que olvidar el momento actual", sobre todo, "a las víctimas" de esta situación.

Molinero se mostró optimisma en cómo va a evolucionar el paro en los próximos meses, y señaló que, a pesar de ese "decrecimiento" del desempleo, habrá que "hacer más cosas para que ello sea sostenido en el tiempo, porque si no volveremos otra vez a situaciones tan graves como la de ahora", dijo.

El dirigente sindical pidió que en Navarra se active el diálogo social y "se cumplan los compromisos establecidos, sobre todo en materia de formación". "Que las políticas de choque que hemos puesto en marcha se activen porque van a servir también para mejorar la situación que tenemos", agregó.

Reconoció José María Molinero que con la CEN hay diálogo pero "queremos que se plasme también en la negociación colectiva y se resuelvan los convenios colectivos que están pendientes". "Llevamos muchos años de concertación social y ha sido útil para el conjunto de la sociedad", dijo, para mostrar una apuesta "firme" por el diálogo.

Advirtió de que "no serán los recortes de los derechos los que harán más competitivas a las empresas, que no será la precarización la llave de las mejoras tecnológicas o de crecimiento de la productividad y la calidad, más bien todo lo contrario". Por ello, llamó a la "reflexión" al mundo de la empresa.

El dirigente de CCOO reclamó al Gobierno foral la "normalización" de la concertación social. "Demando la recuperación del papel activo e importante que siempre ha tenido y que está distorsionado por diferente causas", dijo, y señaló que es "urgente" que se aborde un nuevo plan de formación profesional para Navarra. "Es estratégico anticiparnos a los cambios y revalorizar los más preciado que tiene una sociedad, su capital humano", pidió.

El secretario general de CCOO en Navarra criticó el aumento de la edad de jubilación a los 67 años. "Hemos pedido que se derogue y vamos a insistir en ello", indicó.

Molinero intervino ante cientos de personas frente a la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) en la capital navarra, después de manifestarse durante casi una hora por las calles del centro de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Navarra.