En la cabecera de la manifestación se podía leer la pancarta "Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones" detrás de la que se situaron los secretarios generales de UGT-Aragón, Julián Lóriz, y CC.OO-Aragón, Julián Buey. Al final de la manifestación se sumaron el Partido Comunista de España (PCE) y el sindicato OSTA que portaba la pancarta "Que no te impongan sus reglas. Toma la iniciativa".

Antes del inicio de la manifestación, en la plaza San Miguel de Zaragoza un grupo de jóvenes de CC.OO derribó un muro de cajas de cartón en el que se hacía alusión a la precariedad laboral de los jóvenes.

Durante el recorrido se corearon lemas como "Empelo si, estable y con derechos", "Cientos de empresarios nos quieren como esclavos", "Con Díaz Ferrán vamos de culo" y "CEOE puñetero, destrozando al obrero". La manifestación terminó el recorrido en la plaza Aragón donde se leyó un comunicado y al finalizar se cantó "La internacional".

En declaraciones a los medios de comunicación el secretario general de CC.OO-Aragón exigió un mayor grado de compromiso a los gobiernos y empresarios porque "no pueden introducir debates falsos sobre el mercado de trabajo, ni mirar para otro lado y porque hay que dinamizar la economía".

Así dijo que "no entendemos que se estén planteando retirar los incentivos económicos y las medidas de los gobiernos porque no tiene ningún sentido en estos momentos, porque van a tener una enormes repercusiones no sólo en la prestación social, sino en la viabilidad de muchas empresas y autónomos y trabajadores que irán directamente al paro".

Buey reclamó al Gobierno de Aragón que retome el plan de medidas urgentes que los sindicatos pusieron encima de la mesa el pasado mes de septiembre, "que hasta la fecha no se está discutiendo" y en el que se recogían medidas de protección social y de revulsivo para la economía aragonesa con mayor compromiso presupuestario, pero que "ni siquiera se ha hablado".

Por ello exigió "más responsabilidad del Gobierno de Aragón y los empresarios, que no pueden estar simplemente a la subvención de las empresas y que tienen que hacer un ejercicio de responsabilidad con el conjunto de la sociedad".

Para Buey "este 1 de mayo tiene que ser un clamor en esa dirección" y así anunció que solicitarán una reunión con el Gobierno de Aragón para abordar las medidas de activación económica.

Buey quiso apuntar algunos datos que "son lo que más preocupa a CC.OO" al indicar que en Aragón hay casi 100.000 parados, de los que casi 25.000 son de larga duración que dejarán de recibir prestación en poco tiempo, además de 34.000 personas que no tienen ningún tipo de prestación ni subsidio por desempleo y la situación es "realmente grave".

Imponer el modelo social de europa

El secretario general de UGT-Aragón apreció que este 1 de mayo es muy significativo porque el mundo del trabajo "está dolorido porque el desempleo está golpeando muy fuerte a la sociedad española y el movimiento sindical quiere expresar la exigencia de que se necesitan medidas y esfuerzos".

Según Lóriz, los 100.000 desempleados aragonesas y las familias con todos sus miembros en paro exigen que la creación de empleo sea la "urgencia absoluta" y que la atención de "los partidos políticos, gobiernos y oposición sea que tomen medidas para activar la economía y el empleo para tener protección al desempleo frente a algún exigencias reprobables e insolidarias".

Al respecto se refirió a la patronal que "hasta antes de ayer exigía que cuando se contrata sea fácil despedir" lo que, a su parecer, con casi 5 millones de españoles en paro es "inmoral".

Lóriz incidió en que desde UGT-Aragón exigimos el acuerdo para dar empleo a los jóvenes, a los parados de larga duración —mujeres e inmigrantes, mayoritariamente— y son los que demandan empleo y soluciones y "se lo exigimos a gobiernos y a la patronal que no actúe como ave de rapiña intentando sacar ventaja de esta crisis".

Para Lóriz "el Gobierno de Aragón como el de España tiene que actuar aquí porque está el acuerdo marco de la AESPA (Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón), que "criticamos porque estaba paralizado pero en los últimos tiempos se ha activado y tiene que tener un recorrido".

En la situación actual "tiene que haber un compromiso entre el PSOE y el PP contra la crisis en España y en todas las Comunidades autónomas y desde esa exigencia hacer un proyecto de liderazgo de Europa para que el modelo social de Europa sea el que se imponga en un momento de crisis", enfatizó Lóriz.

Así, subrayó que "hay que ser serio" para apreciar que lo que pasa en Grecia y Portugal en Italia en Europa "no lo resolvemos desde el ámbito de la Comunidad autónoma de Aragón, ni desde España".

Por ello, aunque recalcó que "hay que ser muy exigentes con el Gobierno de Aragón y le reclamo que continúe desarrollando la AESPA" precisó que el problema es de calado mayor y hay que exigir al Gobierno de Aragón que continúe con sus compromisos de empleo y protección social y también al Gobierno de España pero "hay que alzar la voz ante una Unión Europea que está haciendo dejación de sus funciones, abandonado a los griegos, portugueses y al euro y a Europa, a los trabajadores y parados frente a los especuladores".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.