La campaña regional 2009-2010 de vacunación frente a la gripe estacional puesta en marcha por la Junta se cerró con 611.109 personas vacunadas en Castilla y León, lo que supone el 23,84 por ciento de la población de la Comunidad, según un comunicado de la Administración autonómica recogido por Europa Press.

Por tramos de edad, los porcentajes de la pasada temporada indican que la cobertura fue del 9,88 por ciento de vacunados entre los menores de 65 años (196.488 personas) y del 72,19 por ciento en las personas mayores de esa edad (414.621 personas).

En concreto, el 39,16 por ciento (56.168 personas) de los castellanoleoneses de entre 60 y 64 años fueron vacunados en 2009 frente a esta gripe, un porcentaje asciende al 62,04 por ciento en el caso de la franja entre 65 y 74 años (155.890 personas). Mientras, en los mayores de 75 años la tasa supera el 80 por ciento (414.621 personas).

Según destacó la Junta, la serie histórica de evolución de los porcentajes de vacunación frente a la gripe común en la población de Castilla y León durante los últimos años mantiene una tendencia parecida, tanto en lo referido a la población en general como a los menores de 65 años y a los mayores de dicha edad.

Por provincias

Según los datos por provincias, en la campaña 2009-2010 en Ávila se vacunó a un total de 48.751 personas (el 28,4 por ciento de la población); en Burgos a 81.453 (el 21,69 por ciento); en León a 116.637 (el 23,32 por ciento); en Palencia a 43.729 (el 25,23 por ciento); en Salamanca a 95.361 (el 26,89 por ciento); en Segovia a 36.111 (el 21,9 por ciento); en Soria a 26.257 (el 27,61 por ciento); en Valladolid a 104.793 (el 19,68 por ciento), mientras que en Zamora el número de vacunados ascendió a 58.017 (el 29,65 por ciento).

Previsiones para la campaña 2010/2011

Por otra parte, la Junta, a través de las Direcciones Generales de Salud Pública e Investigación, Desarrollo e Innovación y de Asistencia Sanitaria, pondrá a disposición de la población de riesgo de la Comunidad, en las fechas que se determinen dentro del último trimestre del ejercicio en curso, la opción de prevenir la gripe mediante el acceso a la vacuna frente a esta enfermedad de origen vírico.

Al igual que en años anteriores, se utilizará una única dosis vacunal, trivalente, en la que se incluirá la cepa pandémica. Los colectivos demográficos a los que va dirigida esta acción son las personas mayores de 60 años; los grupos de riesgo afectados por metabolopatías, cardiopatías, dolencias respiratorias o renales; las mujeres embarazadas; personal sanitario y para-sanitario; profesionales de servicios públicos esenciales para la Comunidad: policías, bomberos y Protección Civil; personas que puedan convertirse en transmisores involuntarios; personal de instituciones geriátricas, cuidadores a domicilio y profesores; residentes en instituciones penitenciarias y en centros tutelares de menores, así como trabajadores de granjas y mataderos avícolas.

Para atender las necesidades de vacunas que plantea la atención a estos colectivos sociales y garantizar una suficiente cobertura que contribuya a reducir los índices de contagios y la presión asistencial de la gripe, la Consejería de Sanidad ha previsto la adquisición, recientemente autorizada por el Consejo de Gobierno de la Junta, de 700.000 unidades de la vacuna antigripal, para lo que se ha presupuestado 4.477.460 euros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.