Las pintadas ocupan igual que 100 campos de fútbol

El 2004 se limpiaron en Bilbao 602.041 m2 de ‘graffitis’ y carteles. Éste nos vamos a gastar 752.000 1 para su eliminación. 9 operarios limpian cada día.
Un señor pasea con dos bebés por la calle Esperanza, frente a un graffiti en un muro.
Un señor pasea con dos bebés por la calle Esperanza, frente a un graffiti en un muro.
Rafa Suttil
En paredes, fachadas, muros, bancos, elementos de la vía pública... Bilbao está lleno de  graffitis ilegales. Se mire por donde se mire, siempre se encuentran dibujos y firmas de todo tipo que colorean la ciudad fajo la firma del spray. Y cuando no son las pintadas, los carteles y todo tipo de anuncios pegados en las calles complementan el variado collage público.

Y eso que, día a día, el equipo de limpieza del Ayuntamiento elimina buena parte de estas pintadas.

El año pasado se eliminó  una superficie de pintadas equivalente a 100 campos de fútbol de 100 m de largo por 60 de ancho; 602.041 m2, en concreto.

Nos sale por un pico

Este año ya se ha alcanzado esa cifra, según reconocen los responsables del área bilbaína de Obras y Servicios.

La broma de las pintadas, atribuidas casi al cien por cien a cuadrillas de jóvenes, nos sale por un pico. Los bilbaínos se gastarán este año un total de 752.100 euros en la limpieza de las paredes garabateadas, una cantidad suficiente para pagar, por ejemplo, la programación cultural en los barrios de la ciudad. «Limpias una pared un día y al siguiente la tienes pintada otra vez», reconoce el responsable del equipo municipal.

El equipo de limpieza

El personal: Nueve personas salen a la calle de lunes a jueves. Tienen como principales objetivos los edificios públicos, monumentos y mobiliario urbano.

Las herramientas: Al día se limpian, de media, 1.643 m2 de pintadas y carteles por medio de rodillos de pintura y pistolas de presión. El agua, la arena y la pintura son los materiales.

Sistemas empleados

Arena o agua: El método más habitual es el chorro de arena o agua a presión tanto para eliminar pintura como el pegamento de los carteles. Se utiliza la baja y alta presión según la pared.

Repintado: Un equipo dosificador busca, primero, el color original de la fachada y, luego, los operarios dan a la pared el tinte adecuado que tapará la pintada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento