Así mismo, las estancias T1 también están dirigidas a prestar cuidados a personas para el alivio sintomático de sus dolencias y mejorar de este modo su calidad de vida en situación de alto nivel de sufrimiento.

La contratación de este servicio se ha acordado en el último Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura y para su puesta en marcha el SES cuenta con un presupuesto de casi tres millones de euros, informó el Ejecutivo regional en nota de prensa.

Añade que el Plan Director del Plan Marco de Atención Sociosanitaria 2005-2010 contempla la dotación de este tipo de recursos, de hecho, actualmente se dispone de 30 estancias T1 en la región.

De estas 30 estancias de cuidados sanitarios continuados T1, 10 se localizan en Cáceres; otras 10, en Villafranca de los Barros, gestionadas en ambos casos por el Grupo CARE y localizadas en sus residencias; las otras 10 camas están en las instalaciones que la Fundación Hospital San Antonio tiene en Don Benito.

La ampliación del número de camas disponibles T1 se hace, "aparte de por considerarlo necesario, con la intención de dotar a otras áreas de salud de este servicio, teniendo en cuenta la ocupación de este tipo de camas".

Además de las T1, estos recursos asistenciales se completan con otro tipo de estancias sanitarias, incluidas igualmente dentro del Plan Marco de Atención Sociosanitaria, como son las denominadas T2, destinadas a prestar cuidados sanitarios a personas dependientes. El SES cuenta con más de 150 camas de este tipo en Casar de Cáceres, Cáceres, Don benito, Mérida, Olivenza y Badajoz, destacó la Junta en su nota.

Funcionan, igualmente, las estancias denominadas T3; más de 780, repartidas por toda la comunidad autónoma y destinadas a prestar cuidados a pacientes dependientes sin límite de edad.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.