Blasco, que se expresó en estos términos en un comunicado, afirmó que los últimos datos del paro, con una tasa de más del 20 por ciento —la más elevada desde 1997— confirman que el Gobierno central "no le ha dedicado a la economía ni siquiera las dos famosas tardes que algunos ex ministros aconsejaban al presidente del Gobierno".

El síndic 'popular' señaló que "a este paso y mientras Zapatero no convoque elecciones, España corre el riesgo de que el día del trabajador se convierta en el Día del Parado". Asimismo, se preguntó "qué está celebrando hoy Zapatero y con quién" y aseguró que "para casi cinco millones de parados, que hoy en lugar de estar en sus casas de paro forzoso preferirían estar trabajando, no hay absolutamente nada que celebrar, como tampoco para los 1,3 millones de familias en las que no entra ni un solo euro al mes, puntualizó.

A juicio de Rafael Blasco, el Gobierno, en estos momentos, "además de una reducción de altos cargos necesita un Ministerio de Desempleo y no de Trabajo" porque, en su opinión, "lo único que ha hecho Zapatero es destruir puestos de trabajo".

En este sentido, señaló que "la única solución para que los españoles vuelvan a recuperar su trabajo, la ilusión y que España vuelva a ser un ejemplo de prosperidad y bienestar es que Rodríguez Zapatero "convoque elecciones".

El dirigente 'popular' destacó la labor de su grupo parlamentario en cuestiones relacionadas con la economía desde que comenzó la legislatura. Así, subrayó que desde 2007 se ha preguntado sobre cuestiones económicas al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en sesión de control "en más de 25 ocasiones, la mayoría de ellas durante 2008 y 2009, los años de recrudecimiento de la crisis que Zapatero negaba por activa y por pasiva pese a todos los indicadores y a la espera de un milagro que no se ha producido", manifestó.

Además de las preguntas en sesión de control, los 'populares' han presentado más de una veintena de propuestas sobre economía en pleno o en comisión, "en las que hemos abogado por la rebaja selectiva de impuestos, por medidas para dinamizar la economía y crear empleo o por dar seguridad a los autónomos mientras el Gobierno de España deshoja la margarita para decidir si se pone en marcha o ya no vale la pena", explicó Blasco.

Por contra, según el también conseller, los socialistas valencianos "se han mostrado incapaces de secundar propuestas y exigir al Gobierno de la Nación la ejecución de planes inmediatos con los que frenar la sangría del paro".

Consulta aquí más noticias de Valencia.