En dicho trabajo se detalla que más de la mitad de los elementos de juego analizados mostraba defectos de mantenimiento, el 67 por ciento se mantenía en regular o mal estado de conservación, en cinco de ellos se observaron elementos peligrosos para los niños y se encontraban mal anclados al suelo y a casi la mitad les hacía falta renovar la pintura.

En concreto, el trabajo realizado por Consumer Eroski se centra en ocho zonas de juegos infantiles situadas en La Alameda de Hércules, calle Rayo de Luna en el barrio de Las Golondrinas, calle Maestra en el barrio de Pino Montano, calle Arjona, Plaza de la Alfalfa, calle Eduardo Dato, Plaza de la Concordia-Gavidia y Plaza San Martín de Porres.

Por otra parte, en materia de información, en uno de cada cuatro recintos no se observó un cartel que prohibiera la entrada de animales domésticos en el recinto y en la mitad de los parques seleccionados no se hallaron señales con la prohibición de jugar en estos recintos con bicicletas y balones. Asimismo, sólo en la mitad de estos espacios se avisaba con un cartel del teléfono de urgencias en caso de accidente.

Respecto a las medidas de accesibilidad, la situación "no es mucho mejor" porque no hay rastro de carteles escritos en braille y a ello se une que el acceso a uno de los ocho recintos no era accesible para personas con problemas de movilidad.

Del mismo modo, el estudio determina que en dos de los ocho parques el suelo estaba sucio; en una de cada tres zonas con pavimento de caucho éste no era uniforme y estaba roto y en siete parques no había fuentes de agua potable. También un parque no estaba vallado y "eso que había tráfico cerca", y en dos instalaciones había situaciones de peligro debido al estado general del parque.

No obstante, todos los balancines analizados en Sevilla funcionaban correctamente, pero la mitad estaba en mal estado de mantenimiento y no se encontraban bien anclados al pavimento, con el consiguiente "peligro para los niños", según el estudio.

En lo que respecta a los columpios, los defectos de mantenimiento más apreciables fueron el mal estado de las cuerdas en la mitad de ellos y que uno de cada cuatro precisaba tareas de mejora y reparación debido al óxido de sus elementos, deficiencias que se repiten en las estructuras multijuego analizadas.

Por otra parte, en los muelles estudiados en los ocho parques infantiles sevillanos la mitad permanecían con aristas rotas y peligrosas y cuatro de ellos se balanceaban por no estar bien anclados al suelo y tres tenían los tornillos sin la debida protección. Mientras, los toboganes tenían rampas y barandillas en mal estado en la mitad de ellos y falta de limpieza de los aparatos en la misma proporción.

La alameda,

El mejor

A la hora de hacer balance general, según el informe, la zona de juego de las visitadas en Sevilla con la valoración más satisfactoria fue la de La Alameda de Hércules. Por el contrario, suspendieron los parques localizados en la calle Maestra de Pino Montano y en la Plaza de la Alfalfa.

Cabe destacar que según datos facilitados por el Ayuntamiento de la capital andaluza, la ciudad cuenta con 241 áreas dependientes del departamento de Parques y Jardines y se estima que este año se inaugurarán otras cuatro zonas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.