En la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, Vega explica que su grupo abandonó el plenario ante una actuación que calificó de "prevaricación, abuso de poder e incitación a la violencia" y puso de manifiesto la "alentada actitud violenta de cierto personal trabajadores del Ayuntamiento asistente al Pleno".

En este sentido, relata que el primer punto del orden del día, que proponía "rechazar la Ley de Autonomía Local y la participación en los tributos de la Junta de Andalucía" no fue sometido a debate ni votación "por imperativo del alcalde", quien "en un acto claro de abuso de poder da por concluido el punto sin debate ni votación, al margen y saltándose literalmente lo establecido legalmente".

Asimismo, añade que el segundo punto, sobre la puesta en marcha de la Ley del Derecho a la Vivienda, sí fue debatido, pero no sometido a votación, además de que "el plenario fue interrumpido por el público asistente acompañante del equipo de gobierno que, sin ser llamado al orden por quien está obligado a ello, insulta, aplaude, jalea e incita a la violencia".

De igual modo, asegura que los siguientes puntos tampoco son sometidos a votación, lo que les llevó, según apunta Vega, a "abandonar la sesión plenaria y presentar esta denuncia", por si tales hechos "fueran constitutivos de delito".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.