La nueva gama de botellas mantiene la misma apariencia y las mismas características de resistencia que la botella bordelesa tradicional pero con un peso de sólo 380 gramos. Ya en los años 2004 y 2005 se trabajó para reducir el peso de la botella, pasando en una primera fase de 550 a 500 gramos y llegando en una segunda a los 450 gramos.

Con esta iniciativa 'Domecq Bodegas' ha reducido en un 30 por ciento la huella ecológica en general y las emisiones de CO2 en particular. Este ecodiseño supondrá una reducción de 5.100 toneladas en la producción de vidrio y, por lo tanto, una disminución de los recursos necesarios para su producción. Respecto al aporte de anhídrido carbónico (CO2) que afecta al calentamiento global, se rebaja en más de 4.100 toneladas.

'Domecq Bodegas' se esfuerza en mejorar continuamente la alta calidad de sus vinos y este compromiso está estrechamente ligado al deseo de promover soluciones de producción que respeten y protejan el medio ambiente, siendo así fiel a su filosofía de compromiso con el medio ambiente.

Los consumidores de los vinos de 'Domecq Bodegas' pueden disfrutar del gusto y del aroma del vino, con la seguridad de que además sus vinos son respetuosos el medio ambiente.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.