La Asociación de Mujeres de ayuda a las víctimas de violencia (malos tratos o violencia sexual hizo hoy un llamamiento para que los jueces se "conciencien" y extiendan el uso de los GPS contra los maltratadores como medida complementaria a las órdenes de alejamiento para salvaguardar la seguridad de las víctimas de violencia de género.

En declaraciones a Europa Press, la abogada y presidenta de Amuvi, Pilar Sepúlveda, animó a los jueces, "siempre muy reticentes a las novedades", según dijo, a "innovar y aprovechar este instrumento" que, autorizados mediante una orden judicial, controla los movimientos del agresor y advierte mediante una alarma de su presencia.

"Está claro que no es la solución total, pero cualquier herramienta que suponga más protección para las víctimas hay que fomentarlo", dijo Sepúlveda, recordando que, hasta la fecha, de los 3.000 dispositivos puestos a disposición de los jueces por el Gobierno, sólo se han se han puesto 234 en toda España y 31 en Andalucía, concretamente.

La abogada resaltó que estos brazaletes son un instrumento en el que se ha invertido mucho dinero y hay que "rentabilizarlo", unido al hecho de que es "eficaz" porque se ha demostrado su efecto disuasorio sobre el agresor.

Insistió en que "hay que hacer una labor de concienciación con los jueces" para que extiendan su aplicación y señaló que "no vale la excusa de que es difícil valorar el riesgo de la situación porque ese es precisamente el trabajo de los jueces, que, además, no trabajan solos sino que están rodeados de un equipo de forenses, psicólogos, trabajadores sociales y criminólogos que los asesoran".

"Los jueces tienen una responsabilidad social muy importante y tienen que ser consecuentes con la misma", subrayó.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.