Miles de personas han acudido este sábado a las tradicionales manifestaciones sindicales del Primero de Mayo bajo el slogan 'Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones', y con la recesión económica y las cifras récord del desempleo como telón de fondo de las movilizaciones. CC OO y UGT han llamado un año más a los trabajadores a la movilización, que ha tenido lugar en unas 80 ciudades de toda España.

"Yo no creo que hayamos tocado techo como dice el presidente del Ejecutivo", dice el líder de CC OO

Los secretarios generales de ambos sindicatos, Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CC OO), han declarado, antes de participar en la tradicional marcha de la capital, que España puede llegar "perfectamente" a los cinco millones de personas desempleadas, "si el Gobierno no toma medidas".

Toxo y Méndez, quienes advirtieron al Gobierno de que su política de austeridad retrasará la salida de la crisis y la creación de empleo. Si persiste esta estrategia, se puede provocar un "conflicto laboral de alcance", advirtió Méndez, quien consideró que Europa tardará mucho más en salir de la crisis por obcecarse en sanear sus finanzas públicas en sólo tres años y retirar las medidas de estímulo.

En Valencia, se demandaron soluciones "ahora" a la crisis para acabar con un modelo consumistaAl respecto, Toxo afirmó que el recorte de 50.000 millones del gasto público español de aquí a 2013 "sólo va a provocar un mayor retraso en la salida de la crisis" y más paro. El discurso de Méndez, mucho más crítico que el de Toxo, estuvo plagado de críticas al Gobierno, al que acusó de "no tener  perspectiva y de estar "atenazado por el pánico en los mercados".

Por ese miedo y con la excusa de buscar medidas para reducir el déficit, añadió Méndez, el Gobierno ha propuesto aumentar la edad de jubilación a los 67 años, una medida que le ha dejado en "absoluta soledad" en el Pacto de Toledo y que sólo defienden, según Toxo, las aseguradoras privadas, pero contra la que están todos los trabajadores.

Manifestaciones en media España

En Madrid, bajo el lema "Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones", se manifestaron, según la empresa Lynce -que contabiliza a los participantes en aglomeraciones humanas mediante el estudio informático de imágenes fijas y en movimiento-, 5.766 personas. Los organizadores cifraron en 60.000 los asistentes a la movilización madrileña, mientras que la Policía Nacional calculó 16.000.

Tras Madrid, se situó en importancia Barcelona, en la que según Lynce participaron 1.683 personas -7.000 según la Guardia Urbana y 50.000 según los sindicatos-. En Barcelona, se rechazó la reducción "brutal" del déficit público y se exigieron políticas para la creación de empleo estable y de calidad.

En Valencia, se demandaron soluciones "ahora" a la crisis para acabar con un modelo consumista y se criticó al gobierno autonómico de Francisco Camps por esconderse y "no ser visible". Desde Bilbao, los sindicatos vascos, que han celebrado el Primero de Mayo por separado, han reclamado empleo estable y de calidad y han augurado un incremento de la conflictividad si la patronal opta por una política de "tierra quemada".

"La situación va a cambiar"

Para el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, la actual situación de desempleo va a cambiar, ya que auguró en un acto en Llerena (Badajoz) que tanto los datos del paro como de la afiliación a la Seguridad Social en abril serán buenos.

Este Sábado, Corbacho recordó que el Gobierno ha apostado por las políticas sociales a pesar de la crisisAdemás, recordó que el Gobierno ha apostado por las políticas sociales a pesar de la crisis y que los jóvenes y los parados de larga duración mayores de 45 años son los que más preocupan en España y en Europa. En materia de pensiones, avanzó que las recomendaciones del Pacto de Toledo sobre el futuro del sistema podrían estar antes del verano.

En cuanto a la pensión de más de 86 millones que cobrará el consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, Corbacho pidió a las entidades financieras que pactan jubilaciones "escandalosas" que no recomienden la congelación de los perceptores de prestaciones de 600 euros al mes.

En la manifestación de Burgos, a título personal participó el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, quien pronosticó que el paro bajará en el segundo trimestre y afirmó que el Ejecutivo ya está tomando medidas para generar empleo, como la apuesta por la rehabilitación o los créditos para pymes.