El encuentro, organizado por la Delegación Diocesana de Religiosidad Popular y por la Delegación Episcopal para Cofradías y Hermandades, comenzará a las 11.00 horas con un momento de oración y presentación, para pasar a abordar la situación actual de las cofradías sacramentales y elaborar unas propuestas para la celebración del Corpus Christi y del Sagrado Corazón de Jesús, así como una serie de pistas para el futuro.

Las cofradías eucarísticas en la Diócesis de Zamora "no son un grupo muy numeroso, pero sí relevante", y son de un tamaño muy desigual, desde los tres cofrades en algún caso, a las potentes hermandades de Villafáfila o de la parroquia de San Lorenzo en la capital.

Antes existentes en casi cada parroquia, junto con la cofradía de Ánimas, se encargaban no sólo de solemnizar los cultos del Corpus parroquial, sino de mantener permanentemente encendida la lámpara del Santísimo, una luz que debía ser continuamente provista del correspondiente aceite de excelente calidad.

Estas tareas, a veces acompañadas de una participación en Semana Santa, en torno al Monumento del Jueves Santo, de la práctica de la Minerva (un pequeño Corpus mensual) y en ocasiones de festejos de más calado.

Consulta aquí más noticias de Zamora.