La pareja se había separado hace un tiempo y el hombre se había quedado a vivir en el piso de ambos en Museros, que estaba en venta. En la tarde de ayer, según relató una vecina a Europa Press Televisión, la víctima fue a recoger una maleta al domicilio y comenzó una discusión.

Esta mujer, que dijo ser amiga de la víctima, comentó que Irene "lloraba muchas veces en la terraza y se desahogaba". Señaló, asimismo, que el hombre "la insultaba constantemente" y que en una ocasión la mujer le contó que "le estaba haciendo la vida imposible".

Irene también le relató, según cuenta, cómo una vez el detenido "la había golpeado, empujado y hecho daño en el brazo". "Yo le dije que fuera a la policía, pero no sé si lo hizo y actuó", agregó. Esa amiga explicó, asimismo, lo que sucedió en la tarde de ayer cuando la víctima fue a por una maleta y otros objetos a la casa y se inició una discusión. El ex marido, relató, llegó a salir diciendo: "aquí estoy. Si pasa algo he sido yo". Posteriormente, la metió en casa, dijo, "y la apuñaló". Más tarde salió del domicilio y confesó el crimen a una vecina, dijo.

Por su parte otra amiga y ex vecina de Irene indicó que, al principio, la pareja estaba "muy enamorada" pero que poco a poco vio cómo se deterioraba la relación. Esta mujer indicó que nunca presenció maltrato físico, pero sí psicológico.

Según comentó, el hombre hablaba a su mujer "de manera dominante y agresiva", con frases del tipo 'haces esto porque lo digo yo'. No obstante, precisó que esto fue "en los últimos tiempos de la relación". Otros vecinos del inmueble, sin embargo, comentaron que nunca habían escuchado discusiones ni problemas entre la pareja.

Consulta aquí más noticias de Valencia.