A la cárcel por simular un atentado en un avión
El despliegue policial se mantuvo durante más de tres horas. EFE
Ayer entró en prisión uno de los pasajeros de un avión procedente de Estocolmo (Suecia) implicado en una falsa amenaza de bomba.

Ocurrió el sábado, cuando dos primos, que viajaban en un Boeing 737 de Sterling, bromearon durante el vuelo con que llevaban un explosivo. El aparato aterrizó en el aeropuerto de Málaga, donde le esperaba un fuerte despliegue policial. El programa de alerta permaneció activo durante tres horas y media.

La acusación

Desorden público: Es el delito por el que el juez ordenó la encarcelación del joven de 20 años. Es de nacionalidad sueca y origen marroquí. Su primo está en libertad tras ser retenido e interrogado el sábado.