Este joven, de 15 años, contó fuera de cámara que su pandilla suele reunirse en el lugar donde se produjo el accidente, a varios centenares de metros de la estación de la localidad y muy cerca del colegio público Oleza, en una zona donde está totalmente prohibido el paso de peatones.

Unos veinte chicos y chicas de entre 12 y 16 años, aproximadamente, accedieron ayer a la plataforma del tendido ferroviario, como en otras ocasiones, a través de un agujero en el vallado que debe impedir el paso de los viandantes.

Sobre las 21.15 horas, el Talgo que hacía el trayecto Barcelona-Lorca atropelló a uno de ellos que se había quedado rezagado y causó su muerte en el acto.

Un vecino que estaba anoche por las inmediaciones indicó que el boquete por donde entraron los niños "lleva bastante tiempo abierto" y agregó que es frecuente ver "movimiento de chavales que se reúnen" allí.

Por su parte, fuentes de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía explicaron a Efe que los primeros indicios recabados por la Policía Judicial apuntan hacia la hipótesis del accidente, en concreto a que la víctima iba charlando con dos amigos y no se dio cuenta de la llegada del ferrocarril.

No obstante, este extremo será comprobado mañana, cuando se les tome declaración a los menores que acompañaban al fallecido, puesto que tanto anoche como hoy "estaban muy afectados", agregaron.