El litro de gasolina subirá 2,4 céntimos; el de gasóleo, 1,2 céntimos; el queroseno, 2,4 céntimos por litro, y el fuelóleo, un euro por tonelada. Esta subida no afectará a los agricultores, transportistas o pescadores. Entrará en vigor en breve, aunque no especificaron cuándo.