La concentración, convocada con motivo del 25 de abril, comenzó sobre las 18.00 horas en la plaza de San Agustín de Valencia y recorrió las calles San Vicente, Plaza del Ayuntamiento, las Barcas y la Paz hasta concluir en la Plaza de la Reina.

En esta ocasión la marcha, que tradicionalmente organizaba Acció Cultural del País Valencià, estuvo convocada conjuntamente por más de una decena de entidades sociales y sindicales, como Acció Cultural del País Valencià (ACPV), Endavant, Ca Revolta, Salvem el Cabanyal, Col·lectiu No a la Corrupció, Societat Coral el Micalet, Xúquer Viu, Associació d'Actors i Actrius Professionals,

Ccoo pv, Intersindical Valenciana,

Ugt pv, la Plataforma Cívica per la Transparència i Pluralitat de Canal 9 y la Plataforma en Defensa de la Llei de Dependència.

La manifestación se desarrolló bajo el lema 'Ja n'hi ha prou' y en ella se declaró la voluntad de trabajar "en objetivos concretos con mayorías sociales, más allá de mayorías institucionales". Los participantes acompañaron la marcha con pancartas como 'Som Paísos catalans. Unitat i llibertat', 'Visca el País Valencià, for a el mal Govern', 'Defensem el nostre futur, defensem el Xúquer', o 'Pels drets nacinals i socials del Poble Valencià'.

Además, acudieron a la convocatoria numerosos colectivos y asociaciones juveniles que portaban carteles con eslóganes como 'El jovent valencià és el futur dels paísos catalans' y 'Des de la Universitat fent País'. En la manifestación participaron también diversas bandas de músicas y un grupo de samba.

Por otra parte, el colectivo Maulets desplegó una pancarta en los andamios del antiguo edifico del Banco Urquijo situado en la calle Pintor Sorolla en la que se podía leer 'Avancem cap a la unitat juvenil'. Durante la marcha, además del lema 'Ja n'hi ha prou', los manifestantes lanzaron consignas contra la corrupción y pidiendo la dimisión del presidente de la Generalitat Francisco Camps.

"símbolo de la pérdida del autogobierno"

El acto contó con el representante de la Asociació d'actors i actrius profesionals, Toni Agustí, quien leyó un manifiesto en el que se proclama que el 25 de abril es "un día que simboliza la perdida del autogobierno en Almansa, pero también la voluntad de vivir de quienes continuaron defendiendo ese autogobierno en Barcelona".

De esta forma, aseguró que esta 'diada' "no recuerda solo una derrota, sino que sobre todo nos proclamamos continuadores de una lucha que ya ha dado frutos muy importantes".

Agustí aseguró que los participantes en la manifestación de hoy representan "una mayoría transversal y alternativa del País Valencià". Y puso como ejemplos de los logros obtenidos "ganar una larga lista de sentencias que reconocen la unidad de la lengua catalana o conseguir medio millón de firmas para que TV3 continúe viéndose en el País Valencià".

No obstante, el encargado de leer el manifiesto reconoció que "el trabajo aún se debe reforzar más" pues, según dijo, "en el País Valencià se vive una persecución de la lengua y la cultura, una utilización política del agua y censura".

Asimismo reivindicó la importancia de reclamar "justicia democrática y social y el futuro de la lengua y la cultura". "Tenemos otro modelo de país y nuestro reto es expresarlo de otra manera", afirmó Agustí quien realizó una llamada "a los valencianos que hicieron posible que tras Almanasa, sigamos existiendo como pueblo".

Según declaró el coordinador de ACPV, Toni Gisbert, se trata de "una de la manifestaciones más multitudinarias de los últimos años". "Se ha logrado llenar las calles de Valencia y mañana se volverá a repetir", añadió el líder de la asociación.

Consulta aquí más noticias de Valencia.