El comité de empresa de General Motors acepta finalmente la propuesta laboral que puso sobre la mesa el Gobierno aragonés el miércoles pasado. Los sindicatos CC OO y UGT, mayoritarios, darán hoy su apoyo a la propuesta, que conlleva la retirada de la suspensión de contratos. De este modo, la decisión final estará en manos de la dirección de la empresa, que tendrá que explicar si acepta o no la propuesta. Por otro lado, Opel ha conseguido sanear sus cuentas y se aproximará a la zona de ganancias a finales de año.