Un militar es detenido en Melilla cuando pretendía trasladar más de 30 kilos de hachís a unas maniobras a Almería

Descubren a un peatón que pasaba la frontera Melilla-Marruecos con medio kilo de hachís en unas chanclas

Un militar del Acuertelamiento de Ingenieros de Melilla fue detenido el miércoles con más de 30 kilos de hachís en dos bolsas cuando se dirigía al control en el acuartelamiento antes de partir al barco que le llevaría junto con su unidad a unas maniobras en Almería.

Según informó hoy a Europa Press un portavoz de la Comandancia General, el soldado fue descubierto cuando se dirigía en un convoy al Tercio, acuartelamiento elegido para el control previo que realiza la Policía Militar antes de efectuarse el traslado al puerto, fijado para el jueves.

Así, explicó que el vehículo que cerraba el convoy vio que desde uno de los camiones el ahora arrestado lanzaba "dos bolsas", fruto de los nervios al dirigirse al lugar de registro en la Legión, y que resultaron contener droga. La Policía Militar dio aviso a la Guardia Civil que detuvo al propietario de las mismas, un soldado de tropa del cuartel de Ingenieros.

El portavoz militar subrayó que "los mecanismos de control interno de la Comandancia General funcionaron correctamente al abortar este intento de tráfico de drogas, demostrando que es la primera interesada en evitar este tipo de hechos".

Droga en chanclas

Por otro lado, el Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a un marroquí con casi medio kilo de hachís —en concreto 425 gramos- oculto en las suelas de unas zapatillas playeras que calzaba cuando cruzaba a pie la frontera entre Marruecos y Melilla, según informó a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

La intervención por la comisión de un presunto delito contra la salud pública fue desarrollada por funcionarios de la BRIC (Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina) agregados a la Jefatura Superior de Policía de Melilla.

El arresto se llevó a cabo durante el control de entrada a Melilla de la frontera de Beni Enzar, al observar como un marroquí residente en España, se mostraba en todo momento nervioso. Según explicó un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, en vista de ello los agentes procedieron al registro de sus pertenencias, a pesar de que el individuo insistía que le dejaran marchar para no perder su billete de barco, ya que se disponía a partir a la Península en un ferry de la compañía Acciona Trasmediterránea.

Sin embargo, los policías continuaron con su labor de registro minucioso y comprobaron que en la mochila llevaba unas chanclas que pesaban más de lo normal. Al realizarse un examen más minucioso, los agentes hallaron en las suelas de éstas una sustancia prensada, que resultó ser hachís, en concreto unos 425 gramos aproximadamente.

El portavoz policial indicó que de lo actuado y gestiones posteriores se hizo cargo la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco), que puso a disposición judicial al detenido junto con la sustancia estupefaciente localizado en dichas chanclas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento