El juez del  Tribunal Supremo Luciano Varela ha expulsado a Falange Española de las JONS del proceso que instruye contra al magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por un presunto delito de prevaricación en la investigación de las desapariciones del franquismo.

La decisión de Varela se basa en que este partido ultraderechista no ha subsanado su requerimiento de corregir los errores formales de su escrito de acusaciones, en el que pedía 20 años de inhabilitación para Garzón.

Manos Limpias sí presentó en plazo su escrito corregido

Falange tenía un día de plazo para eliminar de dicho documento las valoraciones ideológicas y los comentarios sobre circunstancias personales de Garzón, "que, cuanto menos, son totalmente ajenas a los elementos que han de configurar e hecho punible objeto del proceso", según Varela. Entre otras cosas, se referían a Garzón como "juzgador de la historia y redentor del bando vencido".

El grupo de ultraderecha considera que la decisión de Varela se debe a "cuestiones ideológicas" y, según ha explicado, la recurrirán el lunes, por lo que espera poder ser readmitido en la causa.

Varela ordenó también el pasado día 21 a Manos Limpias, que también formaba parte de la acusación junto a Falange, eliminar determinados párrafos de su escrito, si bien el sindicato de funcionarios sí presentó este jueves un escrito corregido.

Evitar actos propagandísticos en el juicio

En el caso de Falange la crítica era más grave, pues se decía que el escrito en el que este partido pedía 20 años de inhabilitación para el titular del Juzgado Central de Instrucción "podría entenderse más como una exposición para el debate ideológico sobre acontecimientos históricos".

Podría hacer del proceso un escenario para debates o actos propagandísticosEllo no puede admitirse, según Varela, "en la medida que podría hacer del proceso un escenario para debates o actos propagandísticos ajenos a la estricta y única finalidad admisible de contrastar si concurren o no los concretos elementos que la ley exige para la imposición de una sanción penal".

De no subsanarse, se tendrá a esta parte "por precluida en el derecho a formular acusación", advertía el instructor.

La admisión de al menos uno de estos escritos es condición indispensable para que Varela pueda dictar auto de apertura de juicio oral contra Garzón, puesto que la Fiscalía no le acusa en este procedimiento.