Fotea compareció ante el juez Fernando Andreu, quien decidió que debía ser detenido mientras se llevaban a cabo los procedimientos requeridos para su extradición.

El ex policía, que fue arrestado en Madrid, dijo ser inocente, y aseguró que cumplió con su deber como policía, informó el funcionario, que añadió que el arrestado va a rechazar su extradición.

Walsh, quien desafió abiertamente a la dictadura argentina, desapareció el 25 de marzo de 1977, un año y un día después del golpe de Estado que instauró un gobierno militar.

Fotea está acusado de haberlo llevado a la tristemente famosa Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), en Buenos Aires, donde muchos de los opositores a la dictadura fueron torturados y asesinados durante la llamada 'guerra sucia' del periodo de gobierno militar, entre 1976 y 1983, agregó el funcionario.