Científico que clonó un perro renuncia por un problema ético
Reuters Reuters

El profesor Woo-suk dijo en una conferencia de prensa que se enteró a comienzos de año de que dos investigadoras habían suministrado óvulos, pese incluso a que él había rechazado dos veces su oferta para hacerlo.

'Renuncio a la presidencia del Centro Mundial de Células Madre y a toda responsabilidad oficial que tengo con el gobierno y organizaciones sociales', señaló el científico. 'Es mi manera de arrepentirme', agregó.

No estaba claro si Hwang intentará continuar con sus investigaciones, que lo han convertido en un héroe en Corea del Sur por su responsabilidad en dos de los mayores logros alcanzados en la clonación.

A comienzos del mes, el investigador de la Universidad de Pittsburgh Gerald Schatten declaró en un comunicado que abandonaba el equipo de Hwang porque estaba preocupado por la manera en que se obtenían óvulos humanos.

Hace 10 días, la revista Time distinguió a Snuppy, el perro clonado por el profesor Hwang en los laboratorios de la Universidad Nacional de Seúl, como el invento más sorprendente del 2005. *.