Es ilegal regar el jardín de su bloque o urbanización con agua potable. Y a los infractores no les va a bastar con cuidarse de que ningún policía esté cerca, pues un sistema de satélites ya está vigilándolos desde el espacio exterior.

Las zonas verdes se someterán a controles periódicos por parte de la Junta mientras se mantenga en vigor el decreto de sequía, que prohíbe ‘dar de beber’ a las plantas con el líquido destinado al consumo humano en 18 municipios de la provincia de Málaga.

De esta forma se podrán medir los niveles de clorofila en grandes extensiones de terreno vegetal. Y si la sequía se prolonga, el delito será evidente: la prueba del verdor de las plantas no engañará.

Llegado ese momento, un agente autorizado por la Administración autónoma pedirá las facturas de consumo a la comunidad de propietarios o institución responsable de la zona verde. La multa, de hasta 6.000 euros.

Obras

Contra futuras sequías: La Junta anunció ayer que las infraestructuras para resolver los problemas estructurales de falta de agua de Málaga tardarán entre cuatro y seis años en terminarse (cerca de 2010). Mientras, se harán obras de emergencia para solucionar problemas concretos de abastecimiento.

Buscan sitio para otra desaladora

En enero se conocerá en qué lugar va a construirse la segunda desaladora de la provincia de Málaga, según la Agencia Andaluza del Agua. La Junta indicó que en el futuro se cambiará la forma de conseguir agua, reduciendo el almacenamiento de líquido (embalses) y aumentando recursos como las desaladoras.