El joven de 20 años, V. O. P., que fue juzgado por circular a 147 kilómetros por hora por la avenida Navarra ha sido condenado por el juez a un año de prisión por el delito de conducción temeraria, y a seis meses de cárcel por atentar contra la seguridad de los agentes que le detuvieron.

La sentencia también contempla que, durante tres años, el condenado no podrá conducir ningún tipo de vehículo a motor ni ciclomotores. Además, no podrá ejercer su derecho a voto mientras permanezca en prisión.

En los próximos cinco días, la defensa podrá presentar un recurso de apelación en contra de la decisión tomada por el juez. La abogada del condenado no quiso declarar a 20 minutos si tenía intención de recurrir la sentencia.