El tráfico aéreo se recupera, pero sigue cerrado por completo en siete países

  • No se puede volar en Dinamarca, Finlandia, Estonia, Letonia, Ucrania, Eslovenia y Eslovaquia ni en parte de Francia e Italia.
  • Los aeropuertos del Reino Unido reanudaron sus operaciones.
  • Este mismo martes se espera que operen 14.000 vuelos, la mitad de un día normal, frente a los 9.169 del lunes.
  • Un cambio de tiempo empujará las cenizas del volcán hacia el Ártico.
Dos jóvenes afortunadas muestran sus tarjetas de embarque antes de volar a Miami desde el aeropuerto de Zúrich, Suiza.
Dos jóvenes afortunadas muestran sus tarjetas de embarque antes de volar a Miami desde el aeropuerto de Zúrich, Suiza.
Walter Bieri / EFE

El tráfico aéreo europeo recuperó este martes buena parte de su actividad, aunque siguió cerrado por completo en siete paísesDinamarca, Finlandia, Estonia, Letonia, Ucrania, Eslovenia y Eslovaquia y parcialmente en dos -el norte de Francia y de Italia- por la alta concentración de ceniza volcánica.

En Reino Unido, los aeropuertos pudieron reanudar sus operaciones a partir de las 22.00 hora local (21.00 GMT) del martes, anunció el ministro de Transporte, Andrew Adonis.

El aréa en que se sitúan estos países configura de momento la 'franja roja', en la que está prohibido volar, según informó la Agencia Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol).

Las zonas libres de partículas, en las que está permitido volar, son España, Portugal, Bélgica, Holanda, Alemania, Austria, la región balcánica, Bulgaria, la República Checa, Grecia, Noruega, Polonia, Rumanía, Suiza y Turquía, así como el centro-norte de Italia y Francia y el norte de Suecia.

Los demás países europeos forman parte de un tercer espacio en el que existe contaminación, pero a un nivel tan bajo que no resulta peligroso volar, por lo que las autoridades nacionales podrán permitir que se reanuden los servicios aéreos.

El espacio aéreo europeo se encuentra dividido en estas tres zonas desde las 06.00 GMT de este martes (08.00 h pm hora peninsular), un enfoque "más pragmático" que su cierre total en todos los países en los que se ha detectado una mínima presencia de ceniza, según valoró la CE.

En la práctica, la vuelta a la normalidad está resultando lenta, aunque sí se ha detectado una actividad superior a la de este lunes. Eurocontrol confiaba en que este mismo martes llegaran a operar en Europa hasta 14.000 vuelos (frente a los 9.169 de ayer), la mitad que un día normal.

La agencia europea señala que las perturbaciones en el tráfico aéreo por la nube generada por el volcán islandés, que este martes llegan a su sexto día, han provocado la cancelación de más de 95.000 vuelos.

Las pérdidas económicas se calculan en más de 140 millones de euros diarios, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que ha criticado duramente la gestión de esta crisis.

La Comisión Europea anunció este lunes que está dispuesta a habilitar un marco similar al aprobado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE UU con el objetivo de permitir a los estados miembros que concedan ayudas, pero recalcó que son los países lo que tienen que dar el paso y presentar sus solicitudes ante Bruselas. De momento, ningún país comunitario ha recurrido a esta mecanismo, según confirmó un portavoz de la CE.

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, aclaró que los Estados que concedan ayudas deben garantizar que la financiación se destine a cubrir las pérdidas vinculadas al cierre del espacio aéreo y no a reestructurar aerolíneas dañadas antes de esa crisis.

Almunia reconoció que hay otros sectores económicos afectados, pero recalcó que "no todo el mundo puede demostrar pérdidas directas" por la suspensión del tráfico aéreo para justificar la concesión de ayudas de estado como pueden hacerlo las aerolíneas.

En un debate extraordinario sobre la cuestión celebrado en Estrasburgo, la Comisión y la presidencia de turno española de la UE confiaron en que las medidas adoptadas por los Veintisiete permitan retomar la mayoría de los vuelos en Europa y defendieron su gestión de la crisis aérea provocada por la erupción del volcán islandés.

España urgió a los Gobiernos europeos a hacer "todo lo posible por poner a disposición de los ciudadanos medios de transporte alternativos", en palabras del secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido.

La CE recordó que, aunque se trata de una situación excepcional que escapa a la responsabilidad de las aerolíneas y, por tanto, la concesión de indemnizaciones adicionales a los pasajeros no está justificada; los afectados sí tienen derecho a la recibir el importe total del billete, incluidas las tasas aeroportuarias. Los viajeros que elijan continuar su viaje tendrán también derecho a recibir comida y alojamiento a cargo de la aerolíneas hasta que puedan llegar a sus destinos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento