Sacar partido a una  casa abandonada
. Foto
«Aprovechamos espacios abandonados para vivir sin molestar a nadie y hemos creado un centro social», explica Pere Roca, fundador de la casa okupada La Gàbia, en la ciudad de Lleida.

Son jóvenes de edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, trabajadores y estudiantes, que fueron desalojados de otra casa en julio de 2004. Desde entonces viven en el centro, donde también organizan actividades como talleres, charlas, teatro o cine.

«Nos organizamos de manera autónoma y hemos transformado este lugar», afirma Pere, que tiene clara su filosofía de vida: «El proyecto okupa tiene vida para largo; si nos echan de La Gàbia lo seguiremos en otra casa». La Empresa Municipal de la Vivienda, propietaria del terreno, ya ha tramitado la orden de desalojo.

Dinos

... cómo vives

Cuéntanoslo en...

e-mail l vivienda@20minutos.es correo l Plaza del Callao, 4, 2.º. 28013 Madrid o en www.20minutos.es