Gallinas
Las reinas del corral, listas para ser alquiladas o compradas. E. O.

Doce euros, Internet y mucha imaginación fueron el equipaje para embarcarse en el negocio. El eslogan, "Ponga una gallina en su vida", y el espaldarazo definitivo, una voz familiar que sentenció: "Tírate a la piscina". Con estos ingredientes, hace medio año que Eduardo Otxoa (35 años) lanzó un desafío a la crisis.

Resultado: 26.000 euros en beneficios alquilando, con opción a compra, reinas del corral por toda España para disfrutar de una media de un huevo fresco diario. El medio, a golpe de ratón, alquilaunagallina.com. "Siempre he vivido con animales, y eso exige mucho trabajo. Y siempre estás pensado qué podrías hacer para sacarles partido", asegura Otxoa.

El alquiler de una gallina –bebedero, jaula y comida incluidos– sale por 63 euros al mes

Esa búsqueda de alternativas, en pleno siglo XXI, se traduce en Internet. Ahí, dio con un australiano con una web donde alquilaba sus gallinas. Otxoa siempre las ha tenido en su granja, a pocos kilómetros de Pamplona (Navarra), y empezó a asesorarse con David, responsable del negocio al otro lado del mapa.

Animado por su colega australiano, que facturó 500.000 dólares (unos 370.000 euros) en 2008, creó una red de distribuidores. El alquiler de una gallina –bebedero, jaula y comida incluidos– sale por 63 euros al mes. Las aves tienen alrededor de un año y están en plenas facultades para poner un huevo diario, "de esos que no se encuentran en los supermercados", afirma el pionero en este negocio en España. El precio de una docena de huevos de gran tamaño en un súper oscila entre 1,5 y 2 euros.

El mes de alquiler de la gallina es también un periodo de prueba. Una vez concluido, el cliente tiene la opción de quedarse en propiedad el animal. Para ello tiene que desembolsar 168 euros, pero mantendría la infraestructura y ganaría además una gallina extra. Una opción, la de la compra, por la que acaban optando "el 90% de los usuarios del servicio", según Otxoa. El negocio en cifras: unas 400 gallinas vendidas y 60 alquiladas. Así, hasta los 26.000 euros de beneficios que ha generado en apenas 6 meses.

"No te haces millonario"

Con todo, a pesar del balance, Otxoa asegura que "no es un negocio para hacerse millonario". Por eso lo compagina con la empresa de transportes que posee. Esa filosofía tiene José Antonio Marcos, tripulante de vuelo de 50 años, que hace unos 20 días se embarcó en la misma aventura que Otxoa.

Él, todavía a menor escala de negocio, cuenta con 12 gallinas en su granja del sur de Madrid. Pero ha introducido novedades. Desde alquilogallinas.es, Marcos lanza ofertas de 49,90 euros al mes y 150 por la compra, pero ha abierto el negocio a patos, pavos y cerdos vietnamitas. Además, trabaja en la creación de una jaula con un tamaño que permita su instalación en terrazas para abrir mercado en la ciudad.