En concreto, los concedidos por el sistema financiero fueron de 43.598,9 millones  de euros.  De ellos, los bancos consiguieron 16.173 millones de euros.