El rincón del ordenador

  • Da igual que sea una estancia entera o un rincón, empieza a ser rara la casa que no dedica espacio al ordenador, ya sea para ocio o trabajo.
  • Crear un ambiente agradable y libre de distracciones, es decir, práctico y funcional es el objetivo.
Hace dos generaciones fue la televisión, hoy los ordenadores reivindican su espacio dentro de los hogares.
Hace dos generaciones fue la televisión, hoy los ordenadores reivindican su espacio dentro de los hogares.
IKEA

En otras épocas se buscaban rincones de lectura, zonas para escribir cartas y organizar la correspondencia. Hoy día rara es la casa que no contempla a la hora de organizar los espacios una zona para el ordenador, en ocasiones una habitación entera.

En parte responde a que cada vez es más habitual que alguno de los integrantes de la familia tenga que desarrollar todo o parte de su horario laboral dentro de casa.  El teletrabajo y el avance de las nuevas tecnologías van de la mano.

Pero en la mayoría de los casos responde a una simple cuestión de ocio. Los adultos, no solo los niños y adolescentes, dedican gran parte de su tiempo libre a estar sentados ante un ordenador.

Y la decoración en los hogares tiene que adaptarse a esas necesidades en las que la computadora personal es la pieza preminente.

Al igual que hay muebles más estilosos que otros, también hay computadoras y adminículos tecnológicos (teléfonos, equipos de música...) con un diseño agradable. Y aunque lo principal es que sea una buena máquina, los fabricantes dan cada vez más importancia a  su aspecto.

Sobre todo si va a estar en un lugar muy visible, plantéate adquirir una de estas computadoras más estilosas. Y con un monitor plano, que ocupa menos espacio y son más bonitos. Ahora son más asequibles y es una inversión que merece la pena, ya que duran muchos años.

Cuando hay poco espacio los portátiles son los mejores aliados.

Como decíamos al comienzo hay dos posibilidades: poder contar con una habitación en exclusiva o tener que integrar el lugar del ordenador en algún rincón del dormitorio o el salón.

En el primer caso hay más libertad para seleccionar los colores de las paredes,materiales y demás elementos: luces, mobiliario. Aunque en general interesa evitar un aspecto demasiado frío en esa estancia. Aunque se trate de un lugar de trabajo, no tiene porqué parecer una oficina.

En el segundo caso habrá que adaptarse a la decoración imperante y procurar que sea un rincón discreto dentro del conjunto.

Además, habrá que compartir el lugarde trabajo con el resto de la familia, algo poco recomendable si se requiere mucha concentración.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta:

  • Guerra a los cables. Las nuevas tecnologías permiten tener dispositivos inalámbricos. Aprovéchalo. En caso contrario, estudia bien bien cómo ocultar esos poco estéticos cables. No hay cosa más horrible que una maraña llena de cables y enchufes varios. Si hay mascotas o niños pequeños en casa puede ser hasta peligroso.
  • Planifica bien la iluminación. Es esencial si vamos a pasar ante el ordenador muchas horas. Lo ideal es tener una fuente lumínica general y otra más pequeña y dirigible, que no tiene porqué ser el típico flexo de oficina. No coloques la pantalla de la computadora de tal forma que reciba reflejos, ya sea de luz natural o artificial.
  • Busca la tranquilidad. Si puede elegir la estancia a ocupar, escoja la más tranquila. Preferiblemente una alejada de ruidos exteriores y de las zonas de paso de la vivienda.
  • Colores. No hay normas: los tonos claros y neutros son los más relajantes y apropiados, los colores muy vivos o brillantes pueden ser muy luminosos y motivantes. Puedes usarlos para diferenciar una zona dentro de una estancia, aunque no conviene normalmente que el rincón del ordenador sea el centro de atención.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento