Un grupo de vándalos quema un bus en Villalba

El sábado de madrugada.  Conducir los autobuses que cada noche de fin de semana unen la capital con el área metropolitana es cada vez más una actividad de riesgo.
El autobús destrozado está en un depósito de la empresa.
El autobús destrozado está en un depósito de la empresa.
Jorge París
El sábado, pasada la medianoche, un grupo de vándalos pegó fuego a un autobús de la empresa Larrea, que quedó completamente carbonizado, según fuentes de UGT en el comité de empresa.

El ataque se produjo en El Zoco de Villalba, una de las paradas del servicio que une Madrid con Guadarrama. Un grupo de viajeros bajó del vehículo, un autobús articulado, tras verter líquido inflamable y prender la zona de atrás. El conductor tuvo el tiempo justo para evacuar al resto de pasajeros y ponerse él mismo a salvo.

Según denuncian los trabajadores de Larrea, es habitual que los viajeros, jóvenes muy alterados por el alcohol u otras sustancias, insulten, amenacen o agredan al conductor y causen destrozos en el autobús, pero nunca habían llegado tan lejos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento