Tras tres días de deliberaciones, el Tribunal Constitucional ha votado y rechazado el quinto borrador de sentencia sobre el Estatut de Catalunya, al no haber acuerdo sobre los puntos más polémicos, según han informado fuentes jurídicas. Seis magistrados han votado en contra y cuatro, a favor.

Redactar un nuevo borrador eternizará la decisión final del ConstitucionalEl hecho de que se convocase una sesión para este viernes, algo inusual porque en las llamadas "semanas jurisdiccionales" puede haber pleno de martes a jueves, pero nunca los viernes, y que el presidente de la Generalitat, José Montilla, hubiese cancelado su agenda de actos, alimentaban las esperanzas de la aprobación del texto. Sin embargo, han acertado las fuentes que señalaban que seguía sin alcanzarse un acuerdo mínimo, por lo que el borrador ha sido definitivamente rechazado.

La ponencia no ha logrado sumar ningún nuevo apoyo a los cuatro con los que contaba inicialmente (los de la presidenta María Emilia Casas y los magistrados Elisa Pérez Vera, Pascual Sala y Eugeni Gay), ya que el progresista Manuel Aragón y los conservadores Guillermo Jiménez, Ramón Rodríguez Arribas, Javier Delgado, Jorge Rodríguez Zapata y Vicente Conde han votado en contra.

La ponencia no ha logrado sumar ningún nuevo apoyo a los cuatro con los que contaba inicialmenteEl texto, elaborado por la progresista Elisa Pérez Vera, anulaba una quincena de los cerca de 125 preceptos recurridos, entre ellos algunos de los referidos al Poder Judicial en Catalunya y a las competencias del Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo catalán); condicionaba la constitucionalidad de otra veintena a su interpretación y "salvaba" la inclusión del término "nación" en el preámbulo del Estatut aduciendo que este no tiene valor jurídico.

De hecho, el término "nación" referido a Catalunya es intensamente rechazado por el progresista Manuel Aragón, una de las únicas opciones que tenía el borrador de ser aprobado. También había esperanzas de lograr el apoyo de los conservadores Guillermo Jiménez y Ramón Rodríguez Arribas.

Jiménez es uno de los cuatro magistrados cuyo mandato expiró a finales de 2007 sin que se les haya renovadoAhora habrá que volver a redactar un nuevo borrador, lo que eternizará la decisión final del Constitucional. El nuevo ponente elegido para ello es el vicepresidente del TC, Guillermo Jiménez, perteneciente al sector conservador y uno de los seis magistrados que han votado 'no' este viernes.

Jiménez, de 70 años, es uno de los cuatro magistrados designados por el Senado cuyo mandato expiró a finales de 2007 sin que desde entonces se les haya renovado. Catedrático de Derecho Mercantil, pese a su adscripción al sector conservador se ha desmarcado a menudo de la línea mantenida por sus compañeros de bloque.

El cambio de ponente hace prácticamente imposible que la resolución vaya a ser acordada antes de las próximas elecciones autonómicas catalanas, previstas para otoño, ya que el Constitucional acostumbra a no notificar sentencias "polémicas" en periodo preelectoral.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.