Hay lista de espera de prostitutas para optar a cursillos y a otro empleo en Barcelona

  • El programa para la reinserción acoge a 20 mujeres por curso.
  • El 70% de atendidas cambia de trabajo.
Prostitutas en un club de alterne.
Prostitutas en un club de alterne.

Una vez conocen que pueden tener otra vida y otra salida laboral, son muchas las prostitutas de Barcelona que se avienen a seguir un cursillo o un programa municipal para lograr su reinserción. Pero no hay suficientes plazas para todas ellas.

Actualmente, el consistorio barcelonés lleva a cabo, en convenio con otras entidades, el Dispositiu Integral de Recol·locació Laboral para mujeres trabajadoras sexuales, lo que se concreta en un grupo de 20 prostitutas por curso, para el que hay que pasar una selección.

El año pasado, un total de 46 mujeres mostraron su voluntad de participar en el proyecto, pero sólo 29 llegaron al proceso de selección. Finalmente, se eligieron a 20 y tres quedaron "en reserva" para próximos cursos.

Los papeles son una criba. "Buscamos que luego no haya un fracaso, si no tienen papeles será más difícil que encuentren empleo y no queremos crear una frustración en estas mujeres", matiza la regidora de Dones i Joventut, Elsa Blasco.

Este año se ha doblado el presupuesto municipal destinado a ayudar al colectivo de trabajadoras sexuales, pero no ha alcanzado para ofrecer más plazas en los cursos de inserción. "No podemos derivar a todas las mujeres al servicio de recolocación porque es muy caro", reconoce Blasco.

Siete de cada 10 mujeres que se han acogido a este dispositivo desde 2006 han finalizado el proceso, logrando un empleo y saliendo de la prostitución. En los últimos años, 81 de estas mujeres se han beneficiado del programa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento