Con sólo aprovechar en su totalidad la energía solar, podría cubrir cinco veces toda la demanda eléctrica española en 2050 y 169 veces la de la comunidad, según un estudio publicado por Greenpeace.