La tala de varios árboles enfrenta a los vecinos del barrio Las Naciones
La máquina cortadora sigue en el jardín de Las Naciones. C. Rangel
Desde el día 16, Vía Pública está cortando varios árboles en la barriada de Las Naciones, en Alcalde Manuel del Valle. Árboles que, según algunos vecinos, «llevaban ahí toda la vida y daban verdor» y, según otros, «debían cortarse porque estaban podridos». Y es que esta tala ha acabado creando tensiones entre los mismos residentes.

Enfrentamientos

Un grupo, por un lado, afirma que los árboles se han cortado porque se lo pidieron al Ayuntamiento, ya que estaban en mal estado, «podridos y enfermos, eran muy viejos», asegura Rosario Barrera, presidenta de la Intercomunidad. Por otra parte, otro grupo cree  que esa es sólo una razón para salir del paso y no entienden la tala. «Lo han hecho porque los árboles molestaban a algunos vecinos. Decían que se metían las ramas en sus casas y quitaban visibilidad. Lo de que estuvieran enfermos es la excusa que han puesto», apunta indignado Sergio Rodríguez, de 24 años.  «He llevado a amigos jardineros y dijeron que los árboles no tenían nada malo». Desde el Ayuntamiento, mientras, se asegura que actúan «porque los técnicos detectaron en los árboles los problemas que decían los vecinos».

Al conocer este nuevo caso de tala de árboles, la Plataforma Ciudadana por los Parques y Jardines entregó ayer una carta al alcalde pidiéndole «que ponga freno a las acciones arboricidas».

Juan José García. Vecino. «Han hecho una barbaridad. Las ramas de los árboles no me molestaban ni me daba oscuridad. ¿Por qué no las han podado y ya está? No hemos visto ningún dictamen de los técnicos que dijera que los árboles estaban podridos».

José Luis Portela. Vecino. «Llevan 3 años cortando árboles y no los replantan. Esta tala se ha hecho sin una reunión vecinal. Al ficus alguien le ha hecho un agujero con una broca y le están echando veneno dentro para cargárselo y que lo talen. ¡Es increíble!».

Rosario Barrera. Pta. de la Intercomunidad. «De tala masiva, nada. Se han cortado sólo 3 árboles que estaban podridos. A mí, algunos vecinos me dieron firmas pidiéndolo. Los técnicos vinieron y vieron que era así, que estaban malos. No ha sido por capricho».