Ratzinger
Ratzinger EFE

Sí se permitiría iniciar el camino hacia el sacerdocio a aquellos que hayan 'superado claramente' las tendencias homosexuales desde al menos tres años.

Párrafos clave de la versión oficial en inglés del documento que se dará a conocer la semana que viene fueron leídas a Reuters el martes por un prelado vaticano en posesión del texto.

Éste refuerza la actual política que muchos en la Iglesia Católica creen que no se ha aplicado adecuadamente. Su urgencia fue aumentada por el escándalo de abusos sexuales que se desató en Estados Unidos en 2002, que involucró principalmente el abuso de menores por sacerdotes.

El documento de 21 párrafos vuelve a exponer las enseñanzas de la Iglesia de que las tendencias homosexuales son 'un desorden objetivo' y que los actos homosexuales son pecados graves.

La versión traducida del inglés añade: 'A la luz de estas enseñanzas, este dicasterio (departamento vaticano) (...) cree que es necesario dejar claro que la Iglesia, aunque respeta profundamente a la persona en cuestión, no puede admitir al seminario o al Ordenamiento Sagrado a aquellos que practiquen la homosexualidad, presenten tendencias homosexuales muy radicadas o apoyen la así llamada cultura gay'.

El documento, una 'instrucción' de la Congregación Vaticana para la Educación Católica, establece una diferencia entre las tendencias homosexuales muy radicadas y lo que llama 'la expresión de un problema transitorio'.

/Por Philip Pullella/