Parados, sí... pero con mucho ingenio

  • Ante la imposibilidad de encontrar trabajo, muchos parados han recurrido a diversas fórmulas originales para protestar por su situación.
  • En el extranjero también ha habido reivindicaciones curiosas como la 'isla de los parados' en Italia o 'stripteases' de desempleados en Austria.
Diversas formas de protestar con un único objetivo: encontrar un empleo.
Diversas formas de protestar con un único objetivo: encontrar un empleo.

4.166.613 personas en paro en España. Buscar trabajo en estos tiempos de crisis no es tarea fácil y las colas del INEM ofrecen cada día la misma estampa de escepticismo ante la posibilidad de salir de esta dura realidad. Es por ello por lo que muchos parados han buscado la manera mediática de denunciar y llamar la atención sobre su situación y han recurrido a diversos actos de protesta que no han pasado desapercibidos. Una marcha a pie y acampada frente al Palacio de la Moncloa, encadenarse en la plaza de una ciudad, sorteos de pisos, calendarios eróticos y hasta una 'isla de parados' son algunas de las propuestas. Así son las historias de unos parados con mucho ingenio:

  • <p>Segundo Quiñones</p>El vecino nuevo de Zapatero

Es uno de los casos más sonados. Segundo Quiñones, un colombiano de 41 años, cumplirá este próximo 20 de abril un año acampado frente al Palacio de la Moncloa con el objetivo de ser recibido por el presidente Zapatero y comunicarle la injusticia de perder su casa "sólo por quedarse sin trabajo" y no haber podido pagar la hipoteca. Quiñones, que asegura estar alimentándose solamente a base de líquidos, llegó a Madrid tras caminar a pie junto a su cuñado la distancia que separa Madrid de Elche (Alicante).

No fueron pioneros ya que antes dos vecinos de Piera (Barcelona) recorrieron 800 kilómetros durante 23 días hasta llegar a Madrid y acampar también en Moncloa. Además, Miguel Carrillo, un padre en paro de Barberà del Vallàs, se unió al grupo que, sin embargo, poco a poco fue perdiendo efectivos hasta quedar sólo Quiñones.

  • <p>Azafatas de Air Comet</p>Desnudos de calendario

El cierre de la aerolínea Air Comet fue una de las noticias más importantes de finales del año pasado. Dejó en la calle a más de 600 trabajadores y desde entonces estos nuevos parados no han cesado de protestar por su situación. Incluso medio centenar de trabajadores llegaron a encerrarse en las oficinas de la compañía para exigir el cobro de sus prestaciones por desempleo. Sin embargo, la iniciativa con más repercusión fue el calendario benéfico en el que varias azafatas reivindicaron semidesnudas y luciendo curvas "una respuesta de la compañía" que gestionaba Gerardo Díaz Ferrán, el presidente de la patronal.

  • <p>'Striptease' en la cola del paro austríaca</p>'Striptease' en el paro

No ha ocurrido en España, pero sí en Austria. La organización 'Arbeitslosenmafia' (La mafia de los desempleados) convocó el pasado año una protesta en la que los parados debían desnudarse ante las oficinas de búsqueda de empleo de la ciudad de Graz. Pocos se atrevieron a protagonizar este nuevo Full Monty en las colas del paro, pero los que lo hicieron aseguraron que era una nueva manera de demostrar el nuevo "espíritu de lucha" contra la resignación.

  • La Isla de los Parados

En otro país europeo, en este caso Italia, se ha producido una de las situaciones más peculiares. En esta ocasión ha sido un grupo de obreros a punto de ser despedidos que decidieron a finales de febrero ocupar una pequeña isla deshabitada, situada al norte de Cerdeña, para contar a través de Internet su día a día a modo de 'reality' y siguiendo el formato del programa Supervivientes. Cualquiera puede ser testigo de sus 'aventuras' a través de su página web, de Facebook o de Twitter, que se han convertido en portales de debate sobre la situación económica en Italia.

<p>La Isla de los Parados.</p>

La isla 'okupada' es la de Asinara y hasta hace diez años fue una cárcel de máxima seguridad. Por ello, los desempleados han escogido las celdas como su lugar de refugio y como símbolo de los barrotes que impone un Gobierno que no ofrece ayudas. No cesarán en su empeño hasta asegurarse sus puestos de trabajo en la empresa química Vinyls, propiedad de la petrolera italiana ENI.
  • <p>José Antonio Sánchez se encadenó a un semáforo en Alcoy declarándose en huelga de hambre para pedir un empleo.</p>Huelgas de hambre

Otros parados han llevado a cabo iniciativas más solitarias y todos ellos no han tenido los resultados esperados. Es el caso de un vecino de Alcoy (Alicante), llamado José Antonio Sánchez, quien en plena Semana Santa decidió encadenarse a un semáforo de la plaza principal de la ciudad declarándose en huelga de hambre para pedir un empleo, informó el diario informacion.es. Apenas duró un par de días en la calle.

Similar iniciativa realizó Juan Marrero, un empresario canario que sumó 54 días en huelga de hambre en protesta por los pagos que le adeudaban las administraciones públicas. Finalmente, dejó su iniciativa porque no consiguió "ni un solo apoyo" de la clase política canaria.

  • Sorteo de pisos
Otra manera de intentar paliar los efectos del paro han sido los recurrentes sorteos de pisos que han llevado a cabo varios desempleados con el objetivo de ganar dinero y saldar deudas. Es el caso de Mauricio Collago, un vecino de Huesca que el año pasado intentó sin éxito realizar una rifa de su vivienda. Al menos se llevó la solidaridad de cientos de españoles que le abonaron algunos euros en su cuenta bancaria.

<p>Mauricio Collago y Miguel Marina</p>El año anterior otro joven de Madrid llamado Miguel Marina fue noticia por intentar también rifar su casa con participaciones de cinco euros. Sin embargo, la Agencia Tributaria le abrió un expediente sancionador por emprender un sorteo sin autorización legal.
  • Medidas extremas

Lamentablemente, la desesperación por estar en el paro ha llevado a algún desempleado a optar por medidas extremas. Por ejemplo, en la sede de CC OO de Baleares todavía recuerdan al hombre de origen magrebí que intentó el pasado mes de noviembre 'quemarse a lo bonzo' por no poder encontrar trabajo. La suerte hizo que dos personas consiguieran evitar que el hombre lograra su objetivo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento