De las tres mujeres muertas que habían denunciado a su pareja, ninguna tenía GPS

  • El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente ha hecho balance de la evolución de este tipo de crímenes.
  • Horas antes de la presentación del balance moría en Madrid una joven, apuñalada supuestamente por su pareja.
  • Este abril es el más trágico desde 2004 con seis mujeres muertas, a las que podrían añadir dos más.
  • Teléfono gratuito de ayuda sobre la violencia doméstica: 016
El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, durante la rueda de prensa.
El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, durante la rueda de prensa.
Juanjo Martín / EFE

Las tres mujeres muertas en 2010 por violencia machista que habían presentado denuncia y contaban con orden de protección, no tenían dispositivos de GPS, por lo que desde el Ministerio de Igualdad se ha instado a que se utilicen, ya que de los casi 3.000 disponibles sólo hay 248 activos.

Así lo ha indicado este miércoles el delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, en una rueda de prensa en el Ministerio de Igualdad, en la que ha hecho un balance de la evolución de la violencia de género desde enero hasta el 12 de abril de 2010, en el que hasta el momento las víctimas confirmadas por este tipo de violencia ascienden a 19.

Lorente no ha confirmado el caso de Zaragoza porque está en investigación, si bien ha dicho que "todo a punta" a que constituye un nuevo caso de violencia machista, ni ha hecho referencia al caso que se acaba de conocer en Madrid, por lo que de confirmarse estos dos últimos casos, serían 21 las mueres asesinadas en lo que va de año, mientras que en el mismo periodo de 2009 fueron 12.

Dos horas antes de que Lorente presentara el balance, moría asesinada en Madrid una joven ecuatoriana de 24 años apuñalada presuntamente por su pareja, que intentó suicidarse después.

El delegado del Gobierno ha lanzado un mensaje de que en la violencia de género "no está todo hecho" y a pesar de que las cifras en comparación con el año anterior son más elevadas no se pueden interpretar como una "tendencia". Ha asegurado que atajar la violencia machista es posible pero para ello se requieren acciones en lugar de pensar que la ley por sí sola llegará "a cada uno de los rincones".

Este mes de abril es ya el más trágico en lo que a muertes por violencia machista se refiere. Sólo en este mes hay confirmadas seis mujeres muertas a manos de sus parejas, cifra que podría crecer hasta 8 si se añaden los dos casos, el de Zaragoza y el de Madrid, cuya investigación aún no se ha cerrado.

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género ha insistido una vez más en la necesidad de que las mujeres y el entorno tanto de la víctima como del agresor denuncien los malos tratos, porque en lo que va de año se aprecia un descenso del número de denuncias entre las mujeres fallecidas.

Además, ha ofrecido un guión a seguir en caso de violencia de género para que tanto las víctimas como su entorno y el de los agresores no minimicen la violencia, no confíen en los maltratadores y no adviertan de que van a terminar la relación sentimental. Los profesionales, igualmente, deben actuar con criterios profesionales y deben hacer uso de los recursos existentes.

La importancia de los dispositivos

En este sentido, ha resaltado la importancia de que los dispositivos de GPS destinados a mantener alejados a los agresores de las víctimas sean utilizados en casos de gravedad ya que, según ha dicho, ninguna de las mujeres fallecidas que había presentado denuncia y con orden de protección en vigor tenía uno.

El dispositivo GPS que portan las mujeres y sus presuntos agresores permite detectar la distancia en la que ambos se encuentran y avisa en el caso de que se traspase lo establecido por los jueces.

Lorente ha dicho que hay tres factores que influyen en el juez a la hora de tomar la decisión de que la mujer lleve o no esta pulsera: el conocimiento del propio dispositivo; los informes de valoración de riesgo y la polémica de las denuncias falsas que ha generado más vulnerabilidad de la víctima y cuestionan la gravedad de su situación.

Ha apuntado que de los asesinatos en 2010 por violencia de género, un 70,6% se ha producido en los dos primeros días de un homicidio machista anterior.

Lorente sí ha valorado el hecho de que se haya reducido a cuatro, el número de años que las mujeres maltratadas tardan de media en denunciar su caso, no obstante, ha estimado que siguen siendo "muchos" años. En cuanto a las llamadas recibidas al teléfono gratuito de atención a las víctimas 016 ha habido un descenso del 10,7% con respecto a 2009, en el que hubo 17.032 consultas por las 15.212, de 2010.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha considerado en la sesión de control al Gobierno que "ahora más que nunca hay que decir basta" y que "nadie puede permanecer impasible y en silencio ante el maltrato", porque "no queremos más abriles como éste".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento