Control de alcoholemia
La Guardia Civil realiza un control de alcoholemia. ARCHIVO

El Senado ha aprobado este miércoles una moción del PP, que ha contado con el apoyo consesuado y negociado del resto de grupos, en la que se reclama al Gobierno una legislación que permita que en los controles de tráfico se puedan medir las tasas de drogas ilegales y legales, prohibidas para la conducción, mediante la recogida de fluidos corporales (saliva).

Hasta el momento las pruebas para detectar drogas en los controles eran voluntariosLa moción reclama que se adapte la legislación para tener acceso a esos fluidos, que se cuantifiquen en una norma las tasas de drogas legales e ilegales prohibidas en la conducción -cuando sea tecnológicamente factible- y se destinen más medios a los cuerpos de seguridad que se encargarían de esa función. Igualmente se reclama que los medicamentos que puedan afectar a la conducción lleven un pictograma o un aviso de esas consecuencias.

También se pide que se elaboren los protocolos necesarios para que se realice un cribado de drogas a todas las víctimas de accidentes de tráfico que lleguen a los hospitales, para tener más información sobre cómo afectan éstas a la seguridad vial. De momento, el único dato que se tiene proviene de las autopsias a los fallecidos en accidentes y que cifra que el 17,5% de los conductores fallecidos habían consumido drogas o psicofármacos, según los datos del Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses.

El 17,5% de los conductores fallecidos en accidentes habían consumido drogas o psicofármacosLos populares han recordado que la legislación tipifica como una infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas y estupefacientes y psicotrópicos.

 

El Gobierno ahora no tiene obligatoriedad legal de cumplir esta moción, pero debe responder al Senado con un estudio en el que informe si está cumpliendo o si tiene intención de hacerlo.

'Saliva sampler'

Actualmente esta prueba se realiza a través de un test homologado para controles de carretera conocido como 'saliva sampler'. Éste consiste en la extración de 0,5 cc de saliva bajo la lengua con un algodón. La prueba es capaz de detectar 23 tipos de drogas legales e ilegales, como cannabis, cocaína, anfetaminas, antidrepresivos o ansiolíticos, entre otros. Estas pruebas son siempre voluntarias.

El 70% de las pruebas realizadas por la Guardia Civil de Tráfico de forma voluntaria a conductores sospechosos de haber consumido drogas, ha dado positivo fundamentalmente en cannabis y cocaína.

Hay que recordar que, a pesar de que esta medida ha contado con el apoyo de todos los grupos, el año pasado se reformó la Ley de Tráfico y Seguridad Vial y no se introdujo ninguna medida relativa a las drogas.

Encuesta

¿Es necesario hacer controles de drogas obligatorios en la carretera?

Es lógico, tienen efectos similares o más potentes que el alcohol.
84,88 % (3127 votos)
Es innecesario, los controles actuales son más que suficientes.
15,12 % (557 votos)