Una exposición en Londres repasa la vida de Grace Kelly como icono mundial del estilo

  • Se puso su nombre a un bolso de Hermès e  hizo creer a los medios que un vestido común era de Christian Dior.
  • La Princesa marcó estilo en el cine y  en Mónaco.
  • El museo londinense Victoria & Albert reúne prendas, joyas y documentos gráficos y audiovisuales sobre ella.
La actriz y princesa de Mónaco Grace Kelly.
La actriz y princesa de Mónaco Grace Kelly.
ARCHIVO

Como muchas niñas, Grace Kelly probablemente soñó con ser princesa o actriz. Como ninguna otra, vio cumplidos ambos anhelos. Y como estrella de la meca del cine primero y soberana consorte después, marcó estilo. Fe de ello dan las prendas, joyas y documentos gráficos y audiovisuales que pronto se exhibirán en el londinense Victoria & Albert Museum.

En la gran pantalla deslumbraba, con un vestido negro de gasa –lo diseñó Edith Head, de Paramount, para La ventana indiscreta– o con el albornoz de corte griego que Helen Rose, de MGM, ideó para Alta sociedad. Pronto se la empezó a identificar, además, con los impecables accesorios que usaba, también en el ámbito privado, como guantes blancos, sombreros y gafas de sol. Un bolso de Hermès alcanzó tal popularidad gracias a que lo llevaba ella, que pasó a conocerse como Kelly Bag.

"Siempre emanó una elegancia natural"

El Festival de Cannes de 1955 marcó su vida. Con fines promocionales, posó para Paris Match junto al que un año después se convertiría en su marido, Rainiero de Mónaco. Los periodistas de la época escribieron que el vestido de tafetán con estampado floral que lucía en aquellas instantáneas estaba inspirado en Dior, cuandose había elaborado a partir de los patrones de costura publicados por una revista femenina; todo el glamour lo aportaba Kelly.

Christian Dior sí la vestiría como princesa de Mónaco. También crearon piezas de alta costura para ella Balenciaga, Coco Chanel e Yves Saint Laurent. Del último era el vestido morado que en 1981 llevó a la gala en la que conoció a Carlos de Inglaterra y Lady Di. "Durante toda su vida emanó una elegancia natural", ha afirmado acerca de Grace Kelly su hijo, Alberto de Mónaco.

El punto final de su particular cuento de hadas lo anticipó un accidente de tráfico en 1982. Pero a la princesa Gracia 52 años le bastaron para convertirse en todo un icono de estilo. La exposición Grace Kelly: Icono de estilo puede visitarse desde este sábado hasta el próximo 26 de septiembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento